Bienestar

Clorfeniramina

Clorfeniramina

La clorfenamina o clorfeniramina En cuadros alérgicos sirve para aliviar la rinitis, la rinorrea; la urticaria; el estornudo; la picazón de ojos, nariz y garganta; la comezón por picaduras de insectos, hiedra venenosa y ronchas causadas por alimentos o cosméticos.


Generalmente produce sueño. No debe administrarse en el embarazo ni durante la lactancia, ni a menores de seis años.


La clorfeniramina está clasificada dentro de la categoría B de riesgo en el embarazo.

Como es el caso de todas las antihistaminas de primera generación, las reacciones adversas más frecuentes son las que se originan por depresión del sistema nervioso central (sedacion, somnolencia, mareos, etc).

La duración de los efectos terapeúticos oscila entre las 4 y 8 horas. La clorfeniramina se une a las proteínas del plasma en un 72%, se distribuye bien por los tejidos y fluídos del organismo, cruza la barrera placentaria y se excreta en la leche.