Bienestar

¿Cómo enseñarle a tu hijo a protegerse emocional y físicamente?

¿Cómo enseñarle a tu hijo a protegerse emocional y físicamente?

 

 

 

 

Los padres nos preocupamos constantemente por el bienestar de los hijos, sus relaciones interpersonales, su desarrollo emocional y su felicidad en general. En ese proceso de desarrollo podemos influir significativamente para darles las herramientas a los hijos a defenderse, aprender a poner límites y a hablar de manera asertiva para manejar conflicto con los demás.

Desde temprana edad los niños socializan en contextos escolares y familiares. En esos momentos se pueden presentar conflictos con otros. Desde ese instante se le empieza a dar herramientas a los hijos de cómo manejar las situaciones, por ejemplo, el decir cuando algo no le gusta, el compartir y el esperar su turno para poder utilizar un mismo juego.  En caso de sentirse físicamente amenazado se le enseña a cómo reaccionar y más importante a quien recurrir para poner un pare a la situación. 

Enseñarle a tu hijo a protegerse emocional y físicamente empieza desde el valor de sí mismo, la confianza que le damos con nuestra presencia; nuestro tiempo, nuestro compartir. 

Algunas sugerencias son:

-         Dialogar sobre conflictos con compañeros, hermanos y familiares.

-         Preguntarles que pueden hacer en otra situación similar.

-         Darle opciones en caso de no saber cómo accionar.

-         Recordarle el valor de su persona.

-         Dialogar sobre los sentimientos de los demás.

-         Poner límites en la casa: respeto al espacio, pertenencias y el permiso a tomar cosas.

Un niño educado con límites y normas claras es un niño feliz

-         Es importante dialogar sobre comportamientos adecuados para poder integrarse de manera satisfactoria con otros.

-         Trabajar el sentimiento de seguridad y brindarle apoyo en su proceso de crecimiento.

-         En momentos que se observa que no saben cómo manejarse; se les motiva a tener la confianza de contarlo y luego apoyarlos en la toma de decisión.

El aprender a defenderse es un proceso de la vida que inicia desde el nacimiento: el entorno, el trato de la familia, el valor de los mismos padres, su manejo con otros y su capacidad de manejar situaciones de conflicto. Es un aprendizaje global que inicia desde el cuidado de los primeros años, la orientación y el modelar; forjado en valores universales como la honestidad, responsabilidad, respeto, lealtad, compasión, integridad y bondad.

-Liza Rivas

Artículos relacionados

Desarrolla el Control Emocional en tus Hijos

¿Es Correcto Enseñarle a Defenderse?

El Manejo del Estrés en nuestros hijos