Bienestar

Emergencias pediátricas...¿Realmente estamos preparados?

Emergencias pediátricas...¿Realmente estamos preparados?


“Tras 5 años de experiencia como padres, y con la gracia de tener una excelente hija, mi esposo y yo nos considerábamos exonerados y casi a punto de recibir un reconocimiento por el buen trabajo realizado con nuestra pequeña, con un historial de 0 accidentes de esos que te hacen salir huy endo en busca de manos expertas que solucionen el problema”.

Sin embargo, hace apenas un par de semanas, nuestra sobrina estaba muy concentrada viendo sus muñequitos favoritos y manipulando un par de imágenes pequeños que sin querer tragó en fracción de segundos. Por suerte estaban unidos y no causaron mayores daños más que un buen susto para ella, y nosotros. Vivir esta experiencia, con una niña de cinco años, nos hizo confirmar una de las aseveraciones de la Dra. Rosario Almánzar. “Con los niños nunca se sabe, por eso no debemos confiarnos, ya que estos son muy creativos y curiosos e inventan las cosas que a nosotros no se nos ocurrirían”. Sin importar la edad que tengan, debemos ser cuidadosos para que nuestros hogares sean un lugar seguro en donde nuestros hijos puedan crecer y desarrollarse sin mayores dificultades. La experta, pediatra nutrióloga y endocrinóloga q ue presta sus serv icios en varias instituciones del país, se concentra en ofrecernos algunas téc nicas básicas para tratar los diferentes problemas que se puedan presentaar.

Recomendaciones generales: En caso de reanimación cardiopulmonar, lo primero es pedir ayuda, vociferar para que otras personas acudan a socorrerte. En segundo lugar, hacer uso del recurso ABC:

•Abrir la boca y confirmar la respiración
• Boca - suministrarle respiración boca a boca
•Corazón - darle masajes cardíacos.

Buscar siempre la opinión de su médico: En caso de inhalación de humos y gases tóxicos, movilizarse inmediatamente y darle aire libre y si es necesario, hacer la resucitación. En caso de intoxicación, no siempre es bueno hacerlo vomitar. Es mejor llamar al pediatra y contarle la situación e inmediatamente llevarlo al Centro Médico más cercano. Si ingirió algún producto de limpieza, se recomienda llevarlo donde su médico junto a una muestra de lo que ingirió.

En cuanto a las quemaduras, lo más recomendable es colocarle compresas frías en el área afectada. En caso de altas temperaturas (sobre los 37 y 37.5 grados) se debe suministrar de inmediato acetaminofén, paracetamol (o cualquier analgésico) en la dosis recomendada de acuerdo a la edad del niñ@; por eso siempre es necesario tener a mano medicamentos para la fiebre. Si sufrió una mordedura de animal, agua y jabón es lo necesario y llevar el niño al médico tan pronto como sea posible. En caso de vómitos y diarrea, lo más importante es evitar la deshidratación.

En sentido general y en todos los casos de emergencias con nuestros hijos, lo importante es mantener la calma y cuando ocurra un accidente, tratar de dar los pasos básicos para evitar daños mayores, hasta que se llegue el hospital.

Por: Blanca González,
Entrevista a la Dra. Rosario Almanzar