Bienestar

Evitando lesiones en la cuna

Evitando lesiones en la cuna


Su bebé permanecerá mucho tiempo en la cuna, tomando siestas durante el día y durmiendo durante la noche. Su trabajo es asegurarse que la cuna sea siempre un lugar seguro. En adición a colocar a su bebé siempre sobre su espalda a la hora de dormir para prevenir el síndrome de muerte súbita en los infantes, existen varias medidas que usted puede tomar para asegurar un entorno fuera de peligro mientras su pequeño(a) duerme.



Antes de colocar a su bebé en cualquier cuna - ya sea en el hogar, en una guardería o en la casa de familiares - asegúrese de que sigue las siguientes precauciones:

  1. Los listones no deben estar separados por más de 2 3/8 pulgadas (60 milímetros) y no deben estar rotos, desgastados, flojos, astillados o ausentes.
  2. No deben haber orificios decorativos en la cabecera o en el tablero para los pies en los que el bebé pudiera quedar atrapado.
  3. No deben haber orillas afiladas o dentadas.
  4. Los lados de la cuna deben cerrar con seguridad
  5. Los cierres de ambos lados de la cuna, para que las barras puedan elevarse o bajarse, no deben ser activados por los niños.
  6. No deben existir tornillos que sobresalgan de la superficie, todos los tornillos deben estar sujetos en su lugar y no debe faltar ninguno de ellos.
  7. Los esquineros no deben ser más altos de 1/16 pulgadas (1.5 milímetros).
  8. Las sábanas de la cuna deben ajustarse al colchón de la cuna (nunca debe utilizar sábanas para camas de adultos).
  9. El colchón debe caber justamente entre los lados de la cuna, no deben existir grandes espacios entre la base de la cuna y el colchón.
  10. Una vez que el niño pueda mantenerse de pie, el colchón debe mantenerse en su posición más baja.
  11. El colchón debe ser duro en lugar de blando.
  12. Los juguetes suaves, edredones, mantas, y almohadas, nunca deben mantenerse dentro de la cuna.
  13. Si se utilizan protectores para la cuna, es mejor utilizar el tipo de protectores que se atan en la parte de arriba y de abajo de la cuna (también puede comprar protectores hechos de redecilla o malla que mantienen la cabeza y los pies del bebé dentro de la cuna).
  14. Los protectores de la cuna y los móviles deben removerse una vez que el niño(a) pueda sentarse o mantenerse de pie sin ayuda (los niños un poco más mayores utilizarán estos objetos para tratar de bajarse de la cuna y pueden estrangularse o caerse cuando tratan de alcanzar los móviles).
  15. No deben haber cuerdas de cortinas o persianas que puedan causar estrangulación en los alrededores de la cuna o al alcance del bebé.
  16. No deben de haber móviles o juguetes con cuerdas o lazos que sean más largos de 7 pulgadas (18 centímetros) colgando sobre la cuna.