Bienestar

Juguetes por edades: De 2 a 5 años

Juguetes por edades: De 2 a 5 años


Lea siempre las etiquetas para asegurarse de que el juguete es adecuado para la edad del niño. Las pautas publicadas por la CPSC y otros grupos pueden ser útiles para tomar esas decisiones de compra. Aun así, utilice su propio juicio y tenga en cuenta el temperamento, los hábitos y el comportamiento de su hijo cada vez que adquiera un nuevo juguete.


Aquí incluimos algunas pautas específicas para cada edad que usted puede tener en cuenta:

Para bebés, niños que ya caminan y niños en edad preescolar:

Los juguetes deben ser lo suficientemente grandes.

Evite las canicas, las monedas, las pelotas y los juegos con pelotas de un diámetro inferior a 1,75 pulg. (4,4 cm) ya que pueden quedar atascados en la garganta, arriba de la tráquea, e impedir la respiración normal.

Los juguetes que funcionan a baterías, deben contar con receptáculos para baterías que se cierren con tornillos, de manera que los niños no los puedan abrir. Las baterías, y los líquidos que puedan derramar estas baterías, presentan un gran peligro para el niño. Entre estos peligros se encuentran la asfixia, los sangrados internos y las quemaduras por productos químicos.

Cuando verifique la seguridad del juguete para un bebé o un niño pequeño que ya camina, asegúrese de que sea irrompible y lo suficientemente fuerte para resistir las mordidas. Además, asegúrese de que no tenga lo siguiente:

-Bordes filosos o piezas pequeñas como ojos, ruedas o botones que se puedan desprender.

-Puntas pequeñas que al introducirse en la boca puedan llegar a la garganta del niño.

-Cintas, hilos o cordones de más de 7 pulgadas (18 centímetros).

-Piezas que puedan pellizcar los pequeños dedos del niño.

-La mayor parte de los rodados pueden utilizarse una vez que el niño es capaz de sentarse correctamente sin ayuda - pero lea las recomendaciones del fabricante. Los juguetes con ruedas, como los caballos que se balancean o los carritos, vienen con cinturones o cintas de seguridad y son lo suficientemente estables y seguros para evitar que se volteen.

-Los juguetes de peluche y otros juguetes que se venden o que se regalan en las ferias ambulantes, o en las máquinas expendedoras, no están obligados a pasar ninguna prueba de seguridad. Observe con cuidado los juguetes que ha obtenido de una feria para ver si tienen piezas flojas o bordes filosos antes de dárselos al niño.

-Las pistolas de juguete deben ser de colores vivos para que no puedan ser confundidas con las armas reales y debe enseñarles a los niños que jamás deben apuntar a otra persona con un dardo, una flecha o una pistola.

-Los juguetes eléctricos deben contar con el rótulo de UL, que indica que cumplen con las normas de seguridad establecidas por Underwriters Laboratories.