Bienestar

Prevención es la mejor protección

Prevención es la mejor protección


No debes esperar que el niño esté enfermo para llevarlo al pediatra
.

La consulta de niño sano es un programa de medicina preventiva cuya finalidad es dar seguimiento al crecimiento de los chiquitos.

Permite a través del examen físico detectar de manera precoz situaciones y condiciones que ponen en riesgo su desarrollo integral.



Ofrece además la oportunidad al pediatra de dar informaciones a los padres sobre educación para la salud, pues son momentos claves para que se informen y orienten sobre cómo debe ser el desarrollo normal de un niño de acuerdo a su edad, y como
apoyarlo para lograr las destrezas propias de la edad.


Es importante que los padres reconozcan la importancia de estos controles de salud. No deben esperar que el niño esté enfermo para llevarlo al pediatra. La consulta de niño sano se programa en momentos claves del desarrollo donde ocurren grandes cambios en distintas esferas y que es necesario supervisar a fin de detectar alguna situación de riesgo, además estas citas coincide con la administración de las vacunas.

¿Cuándo hacer esta consulta? -Este control debe iniciar antes de que nazca el bebé, sobre todo si son padres primerizos, pues permite tener un contacto con el/la pediatra que puede orientarlos de los acontecimientos relevantes relacionado con la salud y el bienestar de su bebé con anticipación.

Se ofrece asesoramiento sobre lactancia materna, alojamiento conjunto, rutina del recién nacido, etc.

-Luego del nacimiento los controles van a seguir una programación que se pueden ajustar a cada caso en particular. En el caso de niño amamantado es recomendable llevarlo en la primera semana.

-Si no hay ninguna dificultad el primer control debe ser a los 15 días del nacimiento, luego siguiendo este esquema en los primeros dos años: a 1 mes, 2, 4, 6, 9, 12, 15, 18 y 24 meses.

De acuerdo a la edad se realizan las evaluaciones y las consejerías. Todas incluyen evaluación del crecimiento y desarrollo con toma de peso, talla, perímetro cefálico, tensión arterial.

En los controles de salud de los menores de 3 años permite hacer detección de maltrato infantil, de trastorno de desarrollo psicomotor y de los parámetros pondoroestatural, es decir talla y peso, trastornos visuales, trastornos auditivos, hipotiroidismo, criptorquidia, anemias, displasias de cadera entre otros.

Además de los aspectos anteriores se ofrecen consejos de actividad física y ejercicios, evaluación psicomotora, adaptabilidad escolar y social, protección solar, detección de obesidad, hipertensión, dislipedemia y Tuberculosis.

Por: Dra. Josefina Luna
Pediatra