Bienestar

Protege a tus hijos de las lesiones deportivas

Protege a tus hijos de las lesiones deportivas

Practicar un deporte enseña a los niños a ampliar sus límites y a adquirir un sentido de la disciplina. Pero todo deporte lleva consigo el riesgo de lesionarse.

Si conocemos las causas de las lesiones deportivas y cómo prevenirlas, podremos contribuir a que la práctica deportiva sea una experiencia positiva para nuestros hijos.

¿Cuáles son las causas de las lesiones deportivas infantiles?

Los niños son propensos a sufrir lesiones deportivas, sobre todo aquellos que todavía no han cumplido los 8 años, porque tienen una coordinación motora más deficiente y tiempos de reacción más lentos que los adultos, pues todavía están creciendo y desarrollándose.

Además, los niños maduran a ritmos diferentes. A menudo hay importantes diferencias de estatura y peso entre niños de la misma edad. Y, cuando niños de distintas tallas juegan juntos, aumenta el riesgo de lesión.

A medida que los niños van creciendo y se van haciendo más fuertes, el riesgo de lesiones aumenta, en gran medida debido a su mayor fuerza física. Asimismo, los niños no perciben los riesgos de determinadas actividades en la misma medida que los adultos, de modo que tienden a correr más riesgos y a sufrir lesiones con más facilidad.

¿Cómo se pueden prevenir las lesiones deportivas?

Puedes ayudar a prevenir las lesiones deportivas de tus hijos siguiendo las siguientes recomendaciones:

Utilizar un equipo adecuado. Es importante que tu hijo utilice equipo adecuado con accesorios de protección que sean de su talla y le ajusten bien.


Evaluar el terreno de juego. Comprueba que no tenga huecos, agujeros, gritas o surcos que podrían hacer tropezar a los jugadores.

 Cualquier deporte de equipo o actividad deportiva en la que tu hijo participe debería ser supervisado por adultos calificados. Selecciona ligas y equipos que estén tan comprometidos como tú con la seguridad y la prevención de lesiones.

 Asegúrate de que tu hijo sepa cómo se practica determinado deporte antes de practicarlo.

Tu hijo debería prepararse con las adecuadas sesiones de calentamiento antes de practicar cualquier deporte o de jugar un partido. Esto ayudará a asegurarle la diversión y a reducir las probabilidades de que se lesione. Debe beber abundante líquido y descansar durante las sesiones de entrenamiento o partidos en los que participe.

¿Cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes en la infancia?

A veces, a pesar de tus esfuerzos preventivos, tu hijo se lesionará mientras practica deporte. Los tres tipos de lesiones deportivas más habituales en la población infantil son las lesiones agudas, las lesiones por sobrecarga y las lesiones reincidentes.

Artículo relacionado 

Valores del deporte en equipo