Bienestar

Auto-examen de mamas

Auto-examen de mamas

 

 

 

 

Realizar un autoexamen de mamas es fácil y sólo lleva unos pocos minutos. Aunque pueda parecer extraño o incómodo al principio, el autoexamen de mamas es una habilidad que puedes utilizar durante toda la vida para garantizar una buena salud mamaria.

¿Cómo me examino las mamas? 

Es buena idea examinarte las mamas una vez al mes y parece lógico elegir el mismo momento cada mes porque las mamas habitualmente cambian con el ciclo menstrual. El mejor momento para realizar un autoexamen de mamas es aproximadamente una semana después del comienzo el período.

El autoexamen de mamas tiene dos partes:

  1. ¿Cómo se ven las mamas?
  2. ¿Cómo se sienten las mamas?

La parte del aspecto es fácil. Antes de ponerte un sostén, párate o siéntate enfrente de un espejo con los brazos relajados a los lados. Asegúrate de estar en un lugar con buena iluminación. Observa detenidamente tus mamas. ¿Ves algo fuera de lo común, como un cambio en la apariencia de los pezones? ¿Algún hoyuelo o cambio en la piel?

Luego mírate desde distintos ángulos y posiciones de los brazos. Mantén las manos a los lados, levanta los brazos encima de la cabeza, coloca las manos firmemente en las caderas (para contraer los músculos de la pared torácica) e inclínate hacia adelante. Busca hoyuelos o cambios en la piel. Las mamas de todas las personas se ven diferentes. Comienza a conocer cómo se ven las tuyas.

La siguiente parte es cómo se sienten las mamas. Al principio, tocarte las mamas puede parecer extraño. Algunas niñas se sienten avergonzadas por esto, pero no hay razón para sentirse culpable o incómoda. El autoexamen de mamas es una forma certera de mantenerse saludable.

Acuéstate boca arriba, con una almohada o toalla debajo de un hombro. Coloca ese brazo bajo la cabeza. Examínate las mamas una por vez. Si comienzas con la mama derecha, coloca una almohada debajo del hombro derecho, levanta el brazo derecho, coloca la mano derecha debajo de la cabeza y usa la mano izquierda para palpar la mama.

Usando las yemas de los tres dedos medios, mueve los dedos en forma de círculos superpuestos de aproximadamente el tamaño de una moneda de diez centavos. 

Mueve hacia arriba y abajo desde la parte externa de la mama (debajo de la axila) hacia la parte media del pecho, asegurándote de cubrir toda la superficie de la mama. Examina hacia arriba hasta la clavícula y hacia abajo hasta la parte inferior de la caja torácica. Nota lo que se siente normal y lo que puede sentirse diferente desde la última vez que te examinaste las mamas.

Emplea diferentes niveles de presión (leve, medio y firme) para sentir cada parte de la mama. Esto te permitirá sentir las diversas capas de tejido de la mama. Comienza con presión leve, aumenta a presión media y termina con presión firme para sentir el tejido más profundo. Cuando hayas cubierto toda la mama, usa un dedo y el pulgar para comprimir suavemente el pezón y observa si hay alguna secreción. Luego coloca la mano izquierda debajo de la cabeza y examina la mama izquierda de la misma manera.

aclarar piel axilas

 

 

 

 

 

 

 


Mientras realizas el examen, es buena idea no sacar la mano de la mama de modo que no omitas ningún punto. También debes comprobar la presencia de bultos en las axilas. Las niñas que tengan mamas grandes también deben palparse las mamas desde los lados, mientras están acostadas sobre un lado y luego sobre el otro.


Al palparte las mamas puedes notar bultos o protuberancias. Por lo general, esto es normal; al igual que tantas características entre las personas, las mamas son únicas. Las mamas de algunas niñas son grandes, las de otras son pequeñas; algunas mamas son simétricas, otras no lo son. 

Algunas mamas sanas se sienten muy irregulares, mientras que otras no. La mayoría de las adolescentes tienen mamas sanas, independientemente de cómo se ven o se sienten. Pero si estás preocupada por la forma en que se ven o se sienten tus mamas, infórmaselo a tu médico.

Artículos relacionados:

Tócate previene el cáncer de mama

Prevención del Cáncer de Mama

Octubre mes de la lucha del cáncer de mama