Bienestar

¿Cómo ayudar a un niño que se orina en la cama?

¿Cómo ayudar a un niño que se orina en la cama?

 

 

El que un niño continúe orinándose en la cama, luego de haber alcanzado la edad que se suponía esto no debía ocurrir, esto provoca mucha angustia y frustraciones tanto para los padres como al propio niño sobre todo aquellos mayorcitos, que este hecho les provoca vergüenza y no entienden por qué ocurre.

Lo más importante que los padres deben entender de esta condición no es voluntaria, y así hacérselo entender al niño, que no es su culpa, que no ocurre por haraganería, ni ñoñería. EVITE LOS CASTIGOS Y BURLAS. A ningún niño que haya alcanzado la edad para no orinarse en la cama, le gusta que esta situación se revele a sus amigos y mucho menos que se burlen de él. Si usted recuerda en su infancia, en algún momento de su vida tuvo la experiencia de orinarse en la cama de noche, es una sensación “rica y tibia”, pero lo más desagradable es sentirse mojado y tener que levantarse a cambiar las sabanas en las madrugadas.

Mi hijo sigue mojando la cama de noche (Enuresis nocturna)


Para ayudar a su niño a no mojar la cama

  1. Indicar al niño tomar abundantes líquidos durante el día y disminuir su ingesta después de la cena.
  2. Acostumbrar a que orine antes de acostarse.
  3. No Despertar al niño a la mitad de la noche esta rutina no ayuda en nada, ya que el niño no se despierta por sí solo, y es preciso que para corregir esta condición los niños se hagan conscientes y responsables de la solución.
  4. Si se ha demostrado que tiene vejiga pequeña, hacer ejercicios de retener la salida de orina a voluntad. Estos fortalece el esfínter y aumenta la capacidad vesical.
  5. No utilizar panales, esto impide que el niño asuma este tema. Solo en caso de niños menores de 6 años que todavía no han tomado conciencia de la situación, se puede tomar en cuenta esta opción.
  6. Instruir al niño que si moja la cama tendrá que cambiar las sábanas

Cuando el niño esté motivado para enfrentar esta situación es aconsejable llevar un calendario para anotar las noches secas y celebrar por cada vez que ocurra.

Si el hecho de que su niño continúe orinándose en la cama le preocupa consulte con su pediatra. Distintos tratamiento pueden ofrecerse.

Por Josefina Luna / Pediatra y directora del Centro de Pediatría Integral

Artículos relacionados

¿Generamos complejos?

La rutina del sueño: Buenos hábitos para dormir

Adiós al pañal!!!