Bienestar

¿Cómo organizar tu tiempo para rendir más con menos estrés?

¿Cómo organizar tu tiempo para rendir más con menos estrés?

 

 

 

 

Cuando te conviertes en madre el tema de la gestión del tiempo se convierte en algo casi utópico, en una fantasía que muy pocas podemos alcanzar pero en algo que debemos aprender obligatoriamente a fin de lograr mejores resultados con menos esfuerzo y optimizar los recursos con los que contamos.

La gestión de tiempo se trata de proceder inteligentemente con el objetivo de ser más productivas en menos tiempo y sintiéndonos más plenas y felices con los resultados obtenidos.

Y como esta es una materia obligada que toda madre debe cursar a continuación te daré unos tips muy sencillos e importantes que te ayudarán a conseguir más con menos esfuerzo, sin estrés Y mejorando con ello sustancialmente tu calidad de vida y la de tu familia.

PLANIFÍCATE

Se dice que quien no planifica su trabajo, está planificando su fracaso. La falta de planificación en nuestro día a día es lo que nos hace que no demos abasto y que acabemos estresadas, lamentándonos y diciendo: “No tengo tiempo para nada”. Invertir tiempo en planificar sabiamente lo que debemos hacer es una inversión de la que luego vamos a recoger frutos buenos, dulces y seguros.

UTILIZA UNA AGENDA

La agenda es una de tus principales herramientas para una planificación efectiva y para un buen manejo de tu tiempo. Se hace imprescindible contar con ella para organizar tu vida. No importa si la agenda es electrónica o de papel lo importante es que te sea útil. El tener anotadas todas tus responsabilidades, tareas y proyectos te da paz mental y te libera del estrés de tener que estar pensando en todo momento en todo aquello que tienes pendiente por hacer, lo que se traduce en mayor productividad y menor gasto de tiempo. Si quieres cambios reales en tu vida es necesario que comiences por cambiar tus hábitos e incorpores esta herramienta a tu vida.

APRENDE A PRIORIZAR

Todas tus tareas tienen un grado de importancia diferente lo que la convierte en la primera o en la última tarea a realizar. Priorizar es comenzar por lo más importante, administrando todas las tareas según su orden de importancia o posponiéndolas para otro momento.

PRESUPUESTA BIEN TU TIEMPO

Haz un buen presupuesto del tiempo que deberás invertir en cada tarea. Se realista al programar tus tareas en un solo día. Este hábito te permitirá realizar todas las tareas que tienes programadas. Suele suceder que queremos realizar demasiadas actividades en un solo día, en un tiempo que no es realista para realizarlas, por lo que al final del día acabamos por no hacer nada o lo hacemos mal y con un gran sentimiento de frustración. Es mejor que programes menos actividades y que le des tiempo de sobra para realizarlas. Si luego te queda tiempo libre, puedes adelantar otras actividades y si te surge un cualquier inconveniente podrás dedicar tiempo a solucionarlo. Ten en consideración que no tienes que hacerlo todo, todos los días, hay actividades que podrás hacer tres veces por semana o dos veces al mes.

CONCÉNTRATE EN EL PODER DEL AHORA

El poder del Ahora se trata de estar concentrada en lo que estás, enfocarte solo en esa tarea y realizarla bien. Eso te hará disfrutar más de esa actividad y además que la ejecutes con mayor rapidez. Procura no hacer varias cosas a la vez si las dos tareas demandan de tu presencia constante, primero realiza una actividad y luego otra.

APRENDE A DELEGAR

Cuando eres muy independiente como yo y no te gusta molestar, el aprender a delegar puede convertirse en todo un reto. Pero así como es de difícil, es también de obligatorio. Comienza a delegar todas las tareas que creas que otros pueden realizar por ti en menor tiempo.

¡OJO! No se trata de mandar dictatorialmente, se trata de pedir ayuda cortésmente e involucrar a tu familia, colaboradores, empleados en todas las tareas que realizas y que a ellos les incumben. Delega todo lo que puedas evitar hacer tú y te quite tiempo para lo que de verdad es importante.

CUIDATE DE LOS LADRONES DE TIEMPO

Los ladrones de tiempo son un total peligro para el cumplimiento de tus tareas y tu planificación en general. El email, el teléfono, otras personas, e incluso tú misma pueden convertirse en distractores que te pueden hacer perder tu propio tiempo y el de los demás. Para evitar esto, pon un límite de tiempo para consultar tu correo, tus redes sociales, o el tiempo que puedes compartir con otra persona. Si se te dificulta poner límites y cumplirlos, utiliza alarmas y temporizadores.

DEDICA TIEMPO PARA TI

Dedicar tiempo a ti misma, a relajarte, a meditar y a descansar es vital y favorece tu bienestar emocional y tu rendimiento. Haz un ejercicio de meditación diario, de al menos unos 20 minutos, o del tiempo que desees. No importa si solo puedes hacerlo 5 minutos, hazlo. Tranquilizar la mente y dejar el ruido externo, te va permitirá conectar contigo misma, relajarte y recuperar energías para afrontar la vida de una manera más eficiente y productiva.

Bianna Peña Rubio

Madre, escritora, publicista y emprendedora

www.biannapena.com

Facebook: Para Madres

Instagram: @AnInspiringMom

Twitter: @AnInspiringMom

Artículos relacionados:

7 Aplicaciones que ayudan a emprender y cumplir tus metas

Una vida productiva: ¡cuestión de tiempo!

Si no tengo tiempo, tengo poco