Bienestar

CUIDADO tu hijo podría ser asmático

CUIDADO tu hijo podría ser asmático



 

 

Aclara tus dudas sobre el asma en esta entrevista con el pediatra neumólogo Luis Alam Lora. 

¿Cómo puedo saber si mi hijo es asmático o solo tiene las defensa bajas?

La recurrencia o presentación repetitiva de los siguientes síntomas pueden ser una señal de que tu hijo tiene asma: 

  1. No se le quita la “gripe”.
  2. Tiene tos por mas de tres semanas de evolución.
  3. La tos predomina durante la noche.
  4. Tiene episodios de silbidos que salen del pecho.
  5. Se acuesta bien y se despierta de noche con dificultad para respirar o un acceso de tos.
  6. Te dice con frecuencia que le hace falta el aire.
  7. Hace tos cuando come, hace tos cuando llora.

Sin embargo, que el niño haya hecho uno episodio respiratorio agudo en su vida no quiere decir que sea asmático. Debes hacerle una evaluación médica y referirle a tu pediatra estos síntomas. En base al historial clínico del niño, el médico va a realizar un diagnóstico.

¿Es cierto que las botellas curan el asma o pecho apreto?
Si existiera algún medicamento, hierba, aceite,  ungüento o bebida que la curará, simple y sencillamente no habrían asmáticos. Hasta el momento, no hay ningún medicamento, científicamente comprobado, que cure 100 por ciento esta enfermedad. Para los pacientes asmáticos la clave es la prevención de los episodios agudos, es decir, evitar los procesos de crisis respiratorias. 

¿Cómo podemos prevenir la crisis de asma en los niños? 

  1. Los niños deben saber cuáles son los factores que desencadenan o precipitan las crisis respiratorias en su organismo.
  2. Debes enseñarle a tu hijo a reconocer a las personas a su alrededor que estén infectadas con algún virus o tengan un cuadro respiratorio contagioso, para evitar el contacto.
  3. Evita los lugares contaminados con polvo y sustancias químicas. También los colorante y preservantes en las comidas.

¿La vacuna contra la gripe ayuda a curar el asma?
Existe una vacuna contra la gripe, pero la gripe es tan solo una enfermedad. Las personas se confunden y llaman gripe a casi todos los cuadros respiratorios. Sin embargo, en un año a un niño le dan alrededor de 8 a 10 cuadros respiratorios que pueden desencadenar una crisis de asma, para los cuales no existen vacunas. 

¿Debo decirle a mi hijo asmático que tiene una enfermedad?
SI. Es muy importante que el paciente, de cualquier edad, conozca de su enfermedad tanto el asmático como sus familiares deben estar relacionados con el tema. El paciente que conoce cuales son los factores que desencadenan los episodios de asma, tiene más posibilidades de evitarlos.  

Existen casos de niños que dejan de tener asma. Háblenos sobre eso.
Los virus juegan un papel muy importante en estos niños que tiene cuadros que sugieren al médico que son de tipo asmatiforme. Sí que cada vez que el niño tiene una infección respiratoria hace sibilancia, tos nocturna, hace tos cuando come o llora, el médico piensa que este tipo de asma está desencadenada por virus, es muy probable que esta condición a medida que el niño crece desaparezca. 

¿Qué determina que un paciente sea asmático de por vida?
LA GENETICA. Si existen antecedentes familiares de asma, por ejemplo, si los dos padres son asmáticos, tienen un 50 por ciento de probabilidades de tener un hijo con la misma condición. Si hay un solo padre asmático entonces los hijos tienen un 25 por ciento de probabilidades de heredar la enfermedad. Un niño de padre asmático que tenga alergia respiratoria, eczemas (alergias en la piel), que a medida que vaya creciendo le aparezca la tos nocturna y que haga la sibilancia es muy probable que vaya a sufrir de asma toda su vida.

Soy hijo de un asmático, pero no tengo esta enfermedad ¿Podría ser asmático en el futuro? 
Aunque no hayas entrado en el 50 por ciento de los hijos que heredan la enfermedad, hay factores genéticos que están latentes en tu organismo y el medio ambiente donde vivas puede contribuir a desencadenarte la enfermedad. Por ejemplo si vives en una ciudad muy contaminada, el uso de sustancia químicas, el uso de colorantes, el humo del cigarrillo, etc.