Bienestar

Disciplina Infantil: Cuando la disciplina se convierte en maltrato

Disciplina Infantil: Cuando la disciplina se convierte en maltrato


Es alarmante el número de niños maltratados por padres que creen que con el abuso físico conseguirán disciplinarlos. La pregunta es ¿Eres uno de ellos?


El abuso infantil se da en todos los sectores sociales, aunque con algunas diferencias. Según el sicólogo Peter de Wannemaeker, coordinador del CTIJ, en los estratos altos de la sociedad se registra más el abuso emocional, mientras que el abuso físico es más común en los sectores pobres, donde llega incluso a verse como algo normal y justificado.

Pero el niño que recibe castigo físico como disciplina no interioriza la enseñanza ni los valores que el adulto intenta transmitirle.

Adopta, sin embargo, uno de dos mecanismos de defensa: aprende la ley del más fuerte y se convierte en maltratador o asume que la única manera de escapar es complacer al maltratador.

“Tenemos para la futura generación una parte de nuevos maltratadores y otra parte que sigue como víctima”, expresa Wannemaeker.

Con relación a esa parte que adopta el papel de víctima, Cornielle afirma: “Está comprobado que la persona que después de adulta acepta la violencia, el maltrato, es porque desde la niñez lo recibió.

Es como un código familiar: yo busco lo que conozco”.

Alternativas

  1. Cambiar los patrones de disciplina basados en el maltrato toma tiempo. Pero el país no cuenta con programas de prevención efectivos.
  2. “Se habla mucho del rol de la familia, pero no se ofrecen a las familias programas para ayudarlas a educar a sus hijos”, asevera el coordinador del CTIJ, donde un equipo de cuatro sicólogas y dos trabajadoras sociales brinda asesoría a familias del Distrito Nacional.
  3. No basta con decir a los adultos que no deben maltratar a los niños. Hay que darles alternativas.

En algunas partes del mundo 83.4 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de dos a 14 años sufre maltrato físico como forma de disciplina, informa el documento “El abuso infantil, injustificable”, publicado por Visión Mundial.

Pero este fenómeno no es exclusivo de nuestro país, según el Estudio Mundial de Violencia contra los niños, niñas y adolescentes de Naciones Unidas, que confirma que dicha violencia existe en todos los países del mundo, como aclara el autor del documento, Fonsy Mejía, coordinador de Participación de la ONG.

“La violencia contra los niños, niñas y adolescentes no es justificable de ninguna forma y todas sus manifestaciones son prevenibles”, dice Mejía.

En la mayoría de los casos, las prácticas abusivas se dan porque los padres carecen de herramientas y conocimientos para disciplinar a sus hijos apropiadamente,

Explica Silveria Cortorreal, sicóloga clínica y terapeuta familiar del Centro Terapéutico Infanto-Juvenil (CTIJ), proyecto creado en octubre del 2008 por el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral.

Ramona Cornielle, trabajadora social del CTIJ, corrobora esa teoría: “Los padres dominicanos se consideran dueños de los hijos”.

El maltrato físico es sistemático y puede llegar a lesionar la integridad física del niño. “Generalmente, este abuso físico también está ligado a un abuso emocional”, informa Cortorreal.

Otros tipos de maltrato registrados contra los menores son la negligencia y el abuso sexual, así como la explotación sexual y comercial.