Bienestar

La circuncisión solo debe realizarla un cirujano pediátrico

La circuncisión solo debe realizarla un cirujano pediátrico


La circuncisión es tan vieja como la historia de la humanidad, nos dice el cirujano pediátrico y urólogo infantil el Dr. Alberto Mejía, de ahí que su práctica generé tantas opiniones encontradas, que van desde el punto de vista religioso  hasta el temor natural que tienen los padres a los procedimientos quirúrgicos en infantes.

Con el Dr. Mejía conversamos sobre los pro y los contra de la circuncisión. El nos explica cual es el especialista que esta facultado para hacer esta y otras intervenciones quirúrgicas en los niños, advirtiendo a los padres sobre los peligros del intrusismo profesional, es decir, los médicos que atienden casos que no son propios de su especialidad.

Si estas considerando circuncidar a tu hijo lee la opinión de este experto urólogo infantil (esta especialidad solo la tienen otros dos médicos dominicanos), que forma parte del centro de Nefro-Urología Pediátrica, un espacio dedicado a tratar los problemas de las vías urinarias, el hígado  y los riñones en los niños.

¿Es recomendable que los padres circunciden a los niños tan pronto nacen?

Yo recomiendo que todo varón se haga la circuncisión de recién nacido, para ello me baso en estudios científicos que han arrojado como resultado las grandes ventajas que tiene este procedimiento, que podríamos decir es una cirugía banal, se hace con anestesia local,  hay poco sufrimiento, pocas consecuencias, pocas complicaciones y una gran cantidad de beneficios para el niño.

En la actualidad en el Israel, el estado judío, no hay cáncer de pene, no existe esto porque todos los niños están circuncidados y hay una relación directa entre el cáncer de pene y la circuncisión. Tanto en Israel, como en otros países, Inglaterra por ejemplo se recomienda la circuncisión para disminuir el riesgo de contraer SIDA. Se han hecho varios estudios, sobre todo en África, en los que se ha visto que adultos con los mismo hábitos sexuales y en los no circuncidados la incidencia del SIDA es 50 por ciento mayor, no quiere decir esto que se puede evitar el SIDA con una circuncisión, pero si se ha determinado que tienen 50 por ciento menos de probabilidades de adquirirlo.

También reduce la cantidad de infecciones urinarias. El niño que esta cerrado, o sea, que tienen una fimosis, tiene dificultad para orinar y puede tener infecciones urinaria, además de que no se puede higienizar esta área con la misma facilidad.

Entonces, mientras más pequeño se opere es mejor...

Si, mientras mas pequeño es mas fácil, se sufre menos, el pene se hincha menos, menos les duele, menos hematomas.  Me gusta recalcar eso: mientras más temprano mejor. A los bebes no se les da ni siquiera analgésico después de la cirugía, ya mas grandecitos sí, hay que ponerles vendaje, es un poco doloroso y el niño se da cuenta de todo.  En los adultos es terrorífico.

¿Qué tan sencilla o no es el procedimiento quirúrgico?

La circuncisión es una intervención que se hace muy frecuentemente, es el pan de cada día y es rápida. Es una cirugía que se hace ambulatoria, se hace en la mañana y ya el paciente después de comida esta en su casa.

Dr. Es muy frecuente que cirujanos de adultos sean los que operen a los niños, es esto correcto, qué podría decirnos al respecto.

Eso se llama intrusismos profesional, o sea, cuando un especialista o un médico cualquiera trata a un paciente que no es de su área. Por ejemplo, usted tiene un problema de un oído, pero lo ve un medico general, tiene un problema en una mano pero lo atiende un dermatólogo.  Cada vez los médicos sabemos más de menos, nuestro conocimiento es más específico.

El área de los niños, de la cirugía y de la urología pediátrica es muy sensible. Como en el país somos muy pocos cirujanos pediátricos y todavía menos urólogos pediátricos reconocidos, ese intrusismos profesional es muy frecuente: cirujanos de adultos, entrenados para operar adultos, hacen lo fácil, las hernias, las apendicitis en los niños, cuando no deberían operarlos porque su capacitación va dirigida a las enfermedades adquiridas como el cáncer, problemas de la próstata, etc., mientras que los urólogos infantiles están entrenados para tratar enfermedades congénitas, las que vienen desde el nacimiento, que en un 90 por ciento son las que presentan los niños.

Uno pasa tres años viendo las enfermedades infantiles y un especialista general apenas lo ve tres meses en una rotación por lo que no manejamos el mismo nivel de conocimiento. Por eso los padres deben estar muy alertas, cuando vayan a operar a sus hijos quien debe intervenirlo es el cirujano pediátrico o el especialista pediátrico.

Por: Dr. Alberto Mejía