Bienestar

Las Caries de biberón pueden afectar seriamente la salud del bebé

Las Caries de biberón pueden afectar seriamente la salud del bebé

 

 

 

 

La caries de biberón se conoce también con los nombres de caries del lactante y caries de la primera infancia, su nombre se origina gracias a que por el uso prolongado del biberón preparado con bebidas azucaradas, el paciente desarrolla caries dental en un gran número de superficies dentaria.

El desarrollo de la caries de biberón se inicia con una banda blanca de descalcificación en el tercio gingival de los incisivos superiores, cambiando de color que puede ser de marrón a negro y en casos avanzados las coronas de los dientes se fracturan por el margen gingival. Este puede ser el primer signo en algunos casos que notan los padres de que existe un problema y acuden al odontopediatría con la queja de que los dientes del niño se le fracturaron repentinamente.

Niños sin caries: medidas para prevenirla

Muchas madres tienden a darle una bebida azucarada a su niño antes de la siesta o a la hora de dormir, con el objetivo de prolongar las horas de sueños y/o tranquilizar a sus hijos, desconociendo que esta medida es muy dañina entre otras cosas porque el flujo salival disminuye durante el sueño, por tanto también la autoclisis que produce la saliva, permaneciendo los azucares sobre los dientes del niño por periodos de tiempo largos iniciándose así la caries dental.

Los dientes de leche, juegan un papel muy importante en la salud oral y general de los seres humanos, es un error pensar que como los dientes temporarios se mudan , no ameritan mayor cuidado , son muchos los niños que diariamente son hospitalizados con infecciones cérvicofaciales complicadas, cuyo inicio fue una caries de la dentición temporal, que al progresar ocasiona celulitis y abscesos y en algunos casos puede producir osteomielitis del maxilar y/o meningitis, poniendo en peligro la vida del paciente. Solo por mencionar estas afecciones pero la salud oral está relacionada a problemas cardiovasculares, pulmonales y de articulación entre otros.

TRATAMIENTO

El tratamiento va a depender de varios factores como:

  1. La edad y el comportamiento del niño
  2. La extensión de las lesiones
  3. El grado de cooperación de los padres
  4. El primer paso del tratamiento de esta patología es identificar, controlar y/o eliminar el factor o los factores etiológicos. Luego de identificar las causas el odontopediatría elaborara su plan de tratamiento.

Es muy importante que en este plan de tratamiento se involucre a los padres y las personas encargadas de preparar los alimentos del niño con el objetivo de informarles las desventajas del uso prolongado del biberón y sobre todo con bebidas azucaradas, además de instruirlos en la higiene oral del niño.

CONSECUENCIAS DE LA CARIES DE BIBERON

Los niños con caries del lactante presentan diferentes problemas de salud general como:

  1. Diseminación de procesos infecciosos como celulitis, abscesos, osteomielitis y en varias oportunidades hasta meningitis.
  2. Bajo peso, por lo general presentan el 80% de su peso ideal. Esto porque el dolor dental dificulta la alimentación.
  3. Perdida de espacio para los dientes permanentes, lo que hace necesario tratamientos posteriores de ortodoncia.
  4. Se puede presentar alteraciones del desarrollo y crecimiento de los maxilares.
  5. Alteraciones del lenguaje cuando se presenta la pérdida de los incisivos superiores.
  6. Hábitos, como el empuje lingual o la deglución atípica que conlleva al desarrollo de maloclusiones, como mordida abierta anterior.
  7. Se puede presentar también alteraciones emocionales, sobre todo cuando el paciente pierde sus dientes siendo objeto de burla por parte de los otros niños, dificultándose la socialización de este.

La higiene oral en la infancia: normas para una limpieza adecuada

RECOMENDACIONES

  1. Es muy importante no acostar a su hijo con un biberón que contenga algún líquido dulce.
  2. Después de cada toma y de vez en cuando, entre horas limpiar las encías de su hijo con una gasita con agua, pero algunos si ya tiene todo sus dientes erupcionados puede emplear un cepillo de dientes adecuado a su edad.
  3. A partir de que su hijo tenga edad suficiente, empiece a enseñarlo a tomar líquidos con vasitos entrenadores, para que a partir del año, y poco a poco, vaya eliminando el biberón.
  4. Asegúrese que su hijo tome flúor de alguna forma y en la cantidad apropiada para su edad. Esto debe ser consultado con su odontopediatría.
  5. Procure que su hijo tenga una alimentación balanceada.
  6. Visite al odontopediatría regularmente.

La primera visita al odontopediatra

Este artículo es de la doctora Izanet Linares

  1. Odontopediatría.
  2. Miembro de Odontología Dominicana.
  3. Web: www.odontodom.com

La doctora Lizanet Linares del Centro de Odontología Dominicana, nos explica cómo evitarlas.

Artículos relacionados

Importancia de la higiene oral en los niños

Mi hijo no se quiere cepillar ¿Qué hago?

Halitosis infantil