Bienestar

Mami, ¡se me caen los dientes!

Mami, ¡se me caen los dientes!


Son muchas las expectativa cuando le están saliendo los dientes al bebé, éstos son los dientes primarios o de leche que comienzan a aparecer entre los 4 y 5 meses y se completan hacia los 3 años de edad con un total de 20 dientes; 10 en la parte superior y 10 en la inferior: un par de incisivos centrales, laterales, caninos y molares.

Luego de cumplir su función de alimentación, desarrollo de la mandíbula, desarrollo del habla, y mantener los espacios entre las raíces, estos dientes comienzan a aflojarse para caerse hacia los 5 a 7 años de edad para dar paso a los dientes permanentes.

¿Por qué se mudan los dientes de leche?

La caída de los dientes de leche se produce cuando el diente permanente, que está bajo la encía, empieza a presionar el diente de leche y va aflojándolo poco a poco. Los dientes se caen dejando un hueco por donde aparece el diente nuevo. Los dientes definitivos despuntan en la encía desgastando las raíces de los dientes de leche, que comenzarán a moverse hasta su caída.

¿A qué edad se caen y se reemplazan los dientes de leche?

Al igual que en la erupción de los temporales, la caída tiene un orden cronológico, generalmente se realiza uno a uno y por pares, iniciándose entre los 5 a 7 años de edad y continúa hasta los 10 a 11 años de edad.

- Inferiores: Los incisivos inferiores nacen en la parte interna de la encía, por detrás de los dientes de leche empujándolos hacia afuera. En la boca de los niños se pueden apreciar los piquitos por detrás de los incisivos de leche, que aún no han caído.

- Superiores: Nacen por delante de la encía empujando los dientes de leche hacia adentro antes de su caída. Los incisivos centrales superiores salen alrededor de los 6 o 7 años.

- Posteriores: (Atentos padres) El primer molar definitivo va a salir por detrás de las últimas muelas de leche. Estas muelas no sustituyen a ninguna otra. ¡Cuidarlas bien! porque pudieran confundirlas con las temporales.

¿Cuáles son los Síntomas al mudar?

Cada caída de diente puede traer consigo malestares, inflamaciones e inclusive fiebre, por lo que algunos padres suelen tratar de reducir el tiempo entre que se afloja el diente y su caída, animando a los niños a mover su diente flojo para que se salga más rápido con la historia de “La Hada de los dientes” (Tooth Fairy) o el “Ratoncito Pérez” y el regalo que les traerá.

Lo ideal es que se caigan naturalmente para que el niño pueda beneficiarse de las funciones que cumplen los dientes de leche, y evitar lesiones en las encías que causarán dolor y sangrados.

Por: Dr. Mariano Estrada Guzmán / Odontólogo / Director Clínica Odontólogica Naco / www.implantdentaldr.com