Bienestar

¿Quieres un cambio permanente? Dile adiós a los malos hábitos

¿Quieres un cambio permanente? Dile adiós a los malos hábitos


Estilizar la figura, mejorar la salud o tener una vida más activa, cualquiera que sea tu motivación para perder peso debes tener claro que no puedes lograrlo solo con una dosis elevada de buena intención.


Un plan de acción para alcanzar las metas que mejoran tu autoestima, salud y calidad de vida, de acuerdo a lo que nos explican los amigos del Gimnasio Body Shop, necesita ir acompañado de mucha fuerza de voluntad, un cambio en nuestro estilo de vida y firmeza para no desviarnos del camino.

Si bien hay una recompensa estética cuando empezamos a cuidar nuestro cuerpo, los mayores beneficios de llevar una dieta saludable, ejercitarse y borrar los malos hábitos de nuestra cotidianidad, se traducen en salud. Los amigos del gimnasio Body Shop nos ofrecen Sugerencias útiles que ayuda alcanzar cambios permanentes:

Conócete.

Cuando tratamos de hacer cambios en nuestros hábitos sin identificar el porqué, el hábito tiene menos probabilidad de mantenerse. Piensa qué es lo que quieres cambiar y pregúntate porqué. Escríbelo en la forma de una afirmación y dilo en voz alta frecuentemente. Ej. Voy a bajar 10 libras en 1 mes (importante especificar cuánto y para cuando). Si es posible ponerlo por escrito en un lugar visible y si lo puedes compartir con otros ayudaría aun más.

Traza un Plan.

Describe metas a corto y largo plazo que sean alcanzables y programa premios para cada meta alcanzada. Mide tu progreso. Pésate semanal y lleva un diario de tu ingesta alimenticia. De acuerdo al Dr. Daniel Kirschenbaum, PhD, director del Centro para Medicina del Comportamiento y Psicología del Deporte en Chicago, esto te ayuda mantenerte enfocado.

Crea un Ambiente para el Éxito.

Si tu plan es comer mejor, elimina de tu despensa y nevera todo tipo de alimentos que no van de acuerdo a tu plan y mantén alimentos saludables al alcance. Para poder hacer mas ejercicios (o simplemente hacer algo de ejercicios) asegúrate que tu ropa esté limpia y colócala donde la puedas ver. Si es posible pon tu bulto con todo tu equipo en tu oficina o carro para que no tengas la excusa de tener que ir a la casa a buscarlo. Para facilitar el auto- monitoreo lleva un registro de los ejercicios que estás haciendo, incluyendo el tiempo y las variaciones de peso en los ejercicios de resistencia. Para eso debes tener un cuaderno y lápices a mano.

Cambia lo “malo” por lo “bueno”.

Nuestros malos hábitos normalmente llenan un vacío. Están ahí por alguna razón. A medida que rompas con viejos patrones necesitas llenar el vacío que se genera. Ejercitarse como alternativa a una vida ociosa y sedentaria, probar frutas sabrosas cuando nos ataque la ansiedad.