Cómo ser padres buenos en un mundo malo

Cómo ser padres buenos en un mundo malo

¿Cómo ser padres buenos en un mundo malo?, un libro que trata los temas difíciles con lo que se enfrentan los padres en la vida familiar.

Bien lo dice el dicho “Nadie nace sabiendo” es por esto que no descubrimos nuestra capacidad para hacer algo, hasta que nos toca hacerlo.

Es mucha la preocupación, ansiedad e inquietud que causa ser padres y mucho más la incógnita de ¿Seré un buen padre?, ¿Cómo serlo si todas las cosas malas que hay en el mundo conspira contra eso? ¿Por qué algunos padres parecen ser más exitosos que otros?

Como la lectura es uno de los hábitos que queremos ver reflejados en nuestros hijos, no hay mejor forma de lograrlo que dándoles el ejemplo, así que a ustedes papás también les toca leer. Por eso en ésta ocasión, queremos recomendarles el libro “Como ser padres buenos en un mundo malo” escrito por el Dr. David Hormachea, chileno, Presidente de la corporación de ayuda a la familia De Regreso al Hogar.

En este libro el Dr. Hormachea trata los temas difíciles con los que se enfrentan los padres en la vida familiar y como pueden permitir que sus hijos no solamente venzan los desafíos, sino que también lleguen a ser mas cariñosos, mas protectores, positivos, flexibles, firmes y creativos a medida que crecen.

El doctor Hormachea cree que “Dios no espera que tengamos buenos hijos sino que seamos buenos padres: Padres que en la medida que sea posible sean un modelo de buenos valores y que hagan pasar estas herramientas a sus hijos para que puedan escoger lo que es bueno para sus vidas.

Algunos de los temas que encontramos en este libro que consta de IX capítulos son:

  • Reglas necesarias para una crianza apropiada
  • El proceso de formación integral que demanda participación
  • El desafío de guiarles a tener relaciones saludables
  • El deber de enseñarles a entender su sexo y el sexo opuesto
  • Entre otras…

Si bien es cierto que no existe un manual para ser un buen padre, sobre todo por el hecho de que cada uno de nuestros hijos es diferente y eso implica un trato particular para ellos, no menos cierto es que debemos siempre estar en la búsqueda constante de educarnos para serlo, así como nos preocupamos por ser buenos profesionales, debemos tener la misma motivación para leer libros dirigidos al crecimiento y fortalecimiento de nuestra familia.