Enseñando a nuestros hijos a portarse bien

Enseñando a nuestros hijos a portarse bien
  • Contacto: Karen Quintas - 809-563-2780

Muchas veces los padres pierden tiempo tratando de que sus hijos los comprendan, entiendan y ejecuten sus mandatos, pero tal vez nunca se han sentado a analizar los cambios que sufren, en ocasiones bruscos, y que generan ciertas actitudes que no son las más correctas.


En busca de alternativas al mal comportamientos de los más pequeños de la casa, la comunidad Nuestros Hijos, sostuvo su segundo Encuentro Formativo del mes de mayo, en donde la psicóloga y experta psicoeducativa Liza Rivas, compartió informaciones valiosísimas sobre cómo enseñar a los hijos a portarse bien.

Los padres deben concentrarse en primera instancia en conocer bien a sus hijos, pues éstos atraviesan por ciertas etapas, que según Jean Piaget, son las etapas del desarrollo y en cada una de ella el individuo tiene que lidiar con retos diferentes que traen consigo ciertas actitudes

“La teoría de Piaget supone que existe una serie sucesiva de etapas en el desarrollo del niño, las cuales llamó como el periodo sensorio motor del desarrollo cognoscitivo. Las etapas son continuas, ya que cada una de ellas toma algo de las realizaciones de la anterior o anteriores”.

Rivas citó también la clasificación que hace el estudioso de la conducta humana Erick Ericsson.

1) 0 y 18 meses: los niños pasan por una etapa de necesidad de confianza del yo puedo y una necesidad de en quien confiar. En esta etapa la presencia de la rutina es sumamente importante porque da seguridad al pequeño. Ej. Dormir a la misma hora, comer a la misma hora.

2) 18 meses a 3 años: el niño empieza a ser autónomo y a hacer cosas por él mismo, bajo la inducción y orientación de los padres. Esto generará en un futuro no muy lejano, la iniciativa en los niños.

3) 3 años en adelante: Se desarrolla la  Industriocidad-frente a la inferioridad. El niño se pregunta quién soy yo?, yo soy igual que los demás?, de que soy capaz?. Se fortalece la autoestima.

Como padres hay que aprender a sobrellevar cada etapa de nuestros hijos y saber cómo establecer consecuencias claras y justas en la primera infancia.

El auditorio Pedro Mir, de la librería Cuesta, se notaba inusualmente abarrotado de padres que, sin importar la hora, llegaban para llevarse consigo las técnicas y herramientas ofrecidas por la expositora.

Liza Rivas comentó que “para manejar a los hijos también hay que conocer los componentes que generan las malas conductas, que son:

- Necesidad de atención: Cuando los niños comparten poco tiempo con sus padres suelen exigirles el tiempo que no le dan y esto es un generador de mala conducta. La experta recomienda, a la llegada del trabajo, dedicar cinco minutos de su tiempo sus hijos

- Por poder. Para retar a los padres y ver quién tiene el control. Cuando un niño se porta tan mal, al punto de sacar a sus padres de sus casillas, demuestra que tiene más poder que sus progenitores.

- Por venganza. Al no recibir algo deseado.

Algunas recomendaciones para manejar las frustraciones a temprana edad. Esta se producen generalmente entre 1 y 2 año.

-  Hablarle calmadamente manteniendo el control

-  Recordarle cual fue la conducta no deseada

-  Darle opciones de expresarse, ya sea pintando, buscando un espacio para estar solo o verbalizando de forma calmada lo que siente

-  Mantener la consecuencia sin importar la reacción del niño.

-  Ignorar la respuesta agresiva de nuestros hijos

-  En caso de peligro-accionar

-  Prestarle atención solo cuando este calmado.

-  Importancia de la rutina. Ser constantes para que se convierta en hábito. La rutina da consistencia.

Como en cada Encuentro los padres llevaron consigo obsequios gracias a los patrocinadores Malta Morena, Leche Milex Kinder Gold y Huggies además pudieron saborear una rica degustación de quesos gracias a Mejía y Alcalá, así como la deliciosa picadera que ofrece Pica Express. Otro patrocinador del evento fue el Periódico Hoy.