Nutrición Infantil en edad escolar

Nutrición Infantil en edad escolar
  • Contacto: Karen Quintas - 809-563-2780

“Un desorden de horario para las comidas provoca niños mal comedores", Leandra Cordero Oñate, pediatra nutricionista.


Siguen con éxito los Encuentros Formativos para Padres 2010. Esta vez, el ya habitual compartir de la comunidad de padres de Nuestros Hijos, giró en torno a la alimentación en la edad escolar, a un tema que provoca angustias en grandes y chiquitos.

Gracias al brillante enfoque ofrecido por la experta en nutrición y pediatra Leandra Cordero Oñate, los presentes conocieron más a fondo la relación existente entre el desarrollo infantil y la alimentación, así como los problemas que sobre esta materia suelen presentarse en la edad escolar.

Según los datos ofrecidos por la pediatra nutrióloga,  “si un niño no recibe las porciones de nutrientes que, de acuerdo a su edad,  le corresponde por día y que son esenciales para su desarrollo, esto le afectará en su inteligencia y estará librando una batalla más ardua para captar y procesar los contenidos que se imparten en el aula”.

La doctora Oñate, quien es además médico neumóloga y colaboradora asociada aNuestros Hijos ofreció algunos consejos para que los padres puedan implementar sanos hábitos nutricionales de manera efectiva.

Involucrarlos en la preparación

Una de las principales recomendaciones ofrecidas por la doctora Cordero es involucrar a nuestros hijos en la preparación de los alimentos, que se sientan parte de lo que está ocurriendo en la cocina. Esto así con el debido cuidado que se requiere para evitar accidentes, pero haciéndoles entender la importancia de incluir cada alimento nuestra dieta diaria.

Horarios

Es necesario establecer un horario de para las comidas,  pues esto hará que el niño cree conciencia de que todos los días a las mismas horas y sin importar lo que se esté haciendo, será la hora dedicada a consumir alimentos que le darán energía y  fortalecerán su organismo para seguir realizando las actividades que le gustan.

Meriendas lejos de las comidas fuertes

Las ingesta de alimentos ligeros entre las comidas fuertes puede provocar el desinterés de los chiquitos.  La doctora explicó a los presentes las meriendas no deben servirse, por lo menos dos  horas antes de la comida fuerte”, esto permitirá  que el niño meriende bien y no pierda el apetito para el almuerzo.

A comer juntos y sin distracciones

Un niño que sea de mal comer buscará cualquier excusa para zafarse a su papi o mami, es por ello que la especialista recomienda que al momento de las comidas el niño esté en una silla cómoda para él, en donde no le cuelguen los pies, sino que estén bien sostenidos y que no haya distracción de ningún tipo, ni  TV, juegos o música muy estruendosa.

Nunca debe dejarse a un niño comer solo, siempre debe estar bajo la supervisión de sus padres para evitar accidentes con aquellos alimentos que su tamaño sea igual o casi igual a la abertura de su garganta, como es el caso de las salchichas y chorizos, o alimentos muy pequeños como el maní, las pasas, las uvas, entre otros.

¿ Y qué hay de los niñ@s en sobrepeso?

Para los padres con niños en sobrepeso u obesos, la doctora  Leandra Cordero les aconseja  inscribirlos en algún deporte que les guste y con el cuál puedan mantenerse en forma como es el caso de la natación, el yudo y el karate. El sedentarismo, junto a los malos hábitos alimenticios, es un camino directo a la obesidad.

Las ganadoras del mes

En la actividad resultaron ganadores de kits de regalos Huggies los participantes: Nelsy Pérez, Ángelo El múdesi, Jenny Saba, Rosa Miguel, Lumari Mejía de los Santos.

Jonary Hernández y María Elena Trelles, obtuvieron sabrosos y nutritivos obsequios de PediaSure.

Cada participante del encuentro se fue a casa con un set de regalo  para sus chiquitos de Milex Kinder Gold.