Formación

¿Cómo tener un año escolar provechoso?

¿Cómo tener un año escolar provechoso?

 

 

 

 

Al iniciar un nuevo año escolar, como todos los comienzos, genera una serie de interrogantes tanto en los Maestros y Maestras, en los Padres y Madres (Tutores y Tutoras), así como en los y las Estudiantes. Estas inquietudes serán respondidas a lo largo del año lectivo, y lo positivo o satisfactorio de las respuestas, dependerá en gran manera de la actitud que asumamos los miembros del Equipo Educativo: Tutores, Directores, Docentes y Estudiantes.

Es imprescindible que todos adoptemos una actitud positiva. Cuando hablamos de “una actitud positiva”, más que hablar de esperar lo mejor, queremos decir trabajar para asegurarlo, pues muchas veces nos engañamos esperando lo mejor, pero trabajamos para lograr resultados mediocres.

Los Docentes y los Padres debemos enseñar a nuestros Estudiantes a trabajar de forma consciente para lograr los objetivos del aprendizaje. Recordarles, siguiendo el consejo de los expertos en calidad y logro de objetivos, que deben estar atentos/as a los procesos, que se aseguren de practicar los fundamentos del aprendizaje.

Cuando hablamos de procesos, queremos decir que se implemente un método de estudio y que se aseguren de, además de vigilar su correcta aplicación, evaluar los resultados.

En “Cómo Estudiar Con Provecho” junto con las técnicas y métodos más efectivos y probados para lograr un aprendizaje de calidad, hemos incluido una guía para ayudar a los Padres y las Madres a llevar a cabo un trabajo educativo eficiente, divertido y que reforzará los lazos afectivos de la familia.

Las siguientes son algunas recomendaciones que les ayudarán a hacer de este nuevo año escolar un periodo de logros y satisfacciones para todo el equipo educativo:

1- Motivación y actitud mental positiva. Recuerde: no basta sólo con esperar lo bueno, sino trabajar para que se dé.
2- Planificación y organización. Planificar el año escolar completo, por asignatura, diario, semanal, mensual. 
3- Establecer objetivos claros, medibles, alcanzables y establecer un seguimiento constante.
4- Empoderarse. Asumir cada uno su responsabilidad con las labores educativas. 
5- Crear sinergias. Formar un equipo y ponerse de acuerdo, tener claro el papel de cada uno/a y mantener una actitud abierta y de colaboración. Establecer una comunicación clara y efectiva.
6- Evaluar el progreso de forma periódica, en lo general y en lo particular. Recuerde: Es un trabajo en equipo y cada miembro debe realizar su parte sin estorbar ni cargar a los demás integrantes. Es una oportunidad para que nos demos seguimiento como seres humanos y como familia. Ver cómo crecemos, cómo nos hacemos mejores Padres y Madres, mejores Maestros/as y mejores Estudiantes.

De esta forma, este año será mejor que el pasado y sentaremos bases firmes para lograr resultados más satisfactorios cada año.

Artículos relacionados:

¿Cómo preparar a nuestros hijos para un año escolar exitoso?

¿Cómo pueden organizarse para el inicio del año escolar?

Preparándonos para un nuevo año escolar