Formación

Las salas de tarea

Las salas de tarea


Un instrumento efectivo si se maneja de la forma adecuada.


La educadora y directora del Pre-Escolar Piolín Karen Heinsein nos habla de estos espacios de acompañamiento y Nuestroshijos.do te da pautas para darle a tu pequeño el apoyo académico que requiere.

La sala de tarea tiene el objetivo de lograr que el niño desarrolle sus asignaciones con la supervisión y orientación que amerite la misma, por lo tanto no hay razón para que el niño llegue a la casa sin su tarea culminada.

En estos espacios debe haber un límite de 4 a 5 niños por cada maestra de forma tal que se garantice atención a todos.

Asimismo las edades que se unan en las mesas de trabajo no deben ser muy diferentes ya que la rigurosidad que implica una tarea del nivel básico no es la misma que la del nivel medio. Si no hay quien lo ayude debe evaluarse la efectividad de la misma.

Las salas de tarea no sustituyen las terapias de aprendizaje

Es una costumbre muy arraigada, acudir a las salas de tareas o tutorías cuando el menor presenta problemas serios en la escuela o sus calificaciones demuestran un desempeño pobre.

Lo correcto es que los padres y maestros trabajen juntos en la detección temprana de las dificultades de aprendizaje y adaptación al entorno escolar. No se debe esperar a que el problema afecte el rendimiento, la motivación e incluso la autoestima del niño para buscar una asistencia especial.

Los niños con dificultades más agudas deben ser remitidos a un especialista. Nuevamente los padres y maestros tienen la responsabilidad de brindar al estudiante el apoyo que realmente necesita y no perderse en la búsqueda de un resultado, como por ejemplo pasar un curso o un examen.

Aunque muchos profesionales de la psicología y educación ofrecen conjuntamente el servicio de terapia de aprendizaje y salas de tareas, no existe una regulación ó instancia en la Secretaría de Educación que evalúe la calidad y el buen desempeño de quienes ofrecen estas opciones de acompañamiento, por lo que cualquier, aún sin tener la debida preparación, puede abrir una salita de tarea.

Quiero inscribirlo en una sala de tarea, Qué Hago

  1. Busca referencia de las personas que están a cargo. Elije los espacios que estén dirigidos por educadores o psicólogos.
  2. Sé un intermediario entre las labores del aula y la sala de tarea.
  3. Dale un seguimiento personalizado a sus tareas, no descargues esta responsabilidad en su totalidad.
  4. Si tu hijo sigue mostrando dificultades con una materia, con su disciplina académica o si sus notas siguen siendo bajas, hazle una evaluación. Quizás sus problemas tienen otras causas.
  5. Opta por los programas complementarios que ofrece el centro de estudios de tu hijo.