Formación

5 Cosas sobre el autismo que me gustaría que alguien me hubiera dicho

5 Cosas sobre el autismo que me gustaría que alguien me hubiera dicho

 

 

 

 

 

 

Mi vida no se parecía nada a la que yo había imaginado, y luego vino el autismo y nuestro mundo realmente se volteó al revés.

Había oído tantas perspectivas diferentes sobre el autismo por parte de los profesionales y los padres:

- Esto va a ser muy difícil para ti.
- Tú eres la única persona que va a abogar por tu hijo.
- El mundo está lleno de juicio. Las personas miran y comentan sobre tus habilidades como padre.

Una y otra vez oí estas mismas declaraciones exactas, así que las acepté como ciertas. Estaba asustada y deprimida sobre cuán sombría iba a ser el resto de nuestra vida. Me asusté, ya que pensé que mi hijo nunca sabría lo que es la felicidad. Tenía miedo porque mi vida se desmoronaría del estrés. Miedo de todo realmente.

Pero ahora que nuestra propia vida se ha desarrollado, me doy cuenta de que muchas de estas verdades no se aplican a . La vida es dura, sí, pero también es demasiado buena y demasiado corta para perder todas las bondades que nos ofrece.
Aquí hay cinco cosas buenas que a la gente no le dicen acerca de la crianza de un niño con autismo.

Diagnosticando a niños AUTISTA: señales clásicas

1.Te darás cuenta de lo bueno que la gente puede ser. Nuestra vida es un viaje, y nosotros hemos conocido a tantas personas maravillosas en el camino. Los que han sido afectados por el autismo y los que no, pero que están dispuestos a aprender más. He conocido a muchos profesores con tanta pasión que me inspiran a querer cambiar el mundo. Los terapeutas de conducta que han sido golpeados y pateados una y otra vez, y sin embargo, todavía se presentan a trabajar al día siguiente con una sonrisa en su cara. Ellos nos han enseñado habilidades que llevamos a cabo y que a su vez han hecho de la vida de mi hijo mucho más fácil y más feliz. Se alegran cuando cumplen sus objetivos.

2.El fracaso no significa no hacer lo justo. No puedo decirte cuántas veces me he sacrificado en la búsqueda de la perfección. Y luego sentir que fallé porque algo no va exactamente como estaba previsto. Yo me reprendo por los errores más pequeños y los defectos más pequeños. ¿Por qué dices eso? ¿Por qué no lo haces? Un día me di cuenta que mi hijo es perfecto (dentro de su condición), pero me encanta precisamente por lo que es. Se levanta todos los días y lo hace fuera de su zona de confort. Intenta superarse una y otra vez, incluso cuando no es capaz de hacer las cosas bien. Eso no es el fracaso, eso es inspirador, asombroso e increíble. Quiero que el mundo ame y acepte a mi hijo, y para hacer eso, tengo que practicar el amarme y aceptarme a mí misma, exactamente de la manera que soy.

Educación Temprana Ayuda a Niños con Autismo

3.Todo el mundo está pasando por algo. Intento con todas mis fuerzas de no comparar ese "algo", porque es un terrible desperdicio de energía y no tiene buen pronóstico. La comparación es un juego sin ganador.

Este es el trato: la vida no es equilibrada o justa, y cuanto antes se acepte la situación, más pronto podrás salir adelante y buscar la felicidad. Circunstancias duras en la vida te hacen más comprensivos para el mundo y para la gente que sufre. El autismo ha hecho mi corazón diez millones de veces más grande. Ahora, cuando alguien está pasando por algo duro en la vida, trato de llegar a él o ella. He encontrado una empatía para la humanidad que nunca antes existió en mí. Debemos allanar los caminos para los que caminan con nosotros y por nosotros.

4.Los objetivos que cumplan tus hijos te sientan como si fueran propios. Todavía sonrío cuando pienso en la primera vez que mi hijo hizo pipi en el inodoro o fue capaz de decir “ay que dindo”

5.La vida no tiene que ser perfecto para ser increíble. Esta vida inesperada también tiene su belleza. No hay universo paralelo donde todo es bueno y perfecto y fácil. 
En esta historia que te ha tocado vivir tienes dos opciones, luchar contra ello o abrazarlo. Yo He hecho ambos, pero luchar contra ella consume demasiada energía. Ese es el camino con el autismo, es exactamente cómo está destinado a ser. Mi hijo me enseña a reducir la velocidad.

Mi hijo me enseña la importancia del trabajo duro, a tomar descansos y a nunca, nunca darse por vencido. Me hacen que la vida pueda ser increíble.

Cuando me encuentro con nuevos padres que acaban de empezar en su viaje con el AUTISMO, les digo estas 5 cosas buenas con las que se van a encontrar en su camino, ya que estoy seguro que todos los demás ya les ha dicho en repetidas ocasiones las desventajas, angustias y dificultades con las que vivirán. Sólo quiero recordarles que su vida todavía puede ser increíble. En la vida, la felicidad no es una garantía, pero cada uno de nosotros merece encontrarla.

Yndhira Polanco
Madre de Jean Luca (autismo)
Directora Académica del New Century School

Artículos relacionados

Dislexia Infantil ¿Qué es? ¿Cuáles son los síntomas?

El cuidado temprano del niño es decisivo en su capacidad de aprendizaje