Formación

Mi hijo es Agresivo, ¿Qué hago?

Mi hijo es Agresivo, ¿Qué hago?

 

 

 

 

El comportamiento agresivo en un niño es un tema en el que todos los padres hemos tenido que lidiar en determinados momentos.

Todos los niños(as) generalmente a partir del primer año de edad hasta los 3 años aproximadamente pueden tener momentos o ataques de agresividad, la cual lo manifiestan a través de las rabietas, morderpegar a sí mismos y a otros.

Como padres debemos tener en cuenta que estos comportamientos son normales en esta etapa, ya que todavía están desarrollando sus habilidades lingüísticas, aun no poseen la capacidad de controlar sus impulsos y es la manera que tienen para expresar sus emociones.

El problema surge cuando esa agresividad se mantiene en el tiempo, se convierte en la forma habitual de resolver sus conflictos, de llamar la atención o de conseguir lo que quieren.

Hay muchos factores en el ambiente del niño que influyen a que responda de manera agresiva, como: 

Inconsistencia en la disciplina y falta de límites

Un niño educado con límites y normas claras es un niño feliz

 Que los padres tengan comportamientos agresivo

Problemas en el matrimonio

Impacto de la relación matrimonial en los hijos

Problemas emocionales en uno o ambos padres

Sobreprotección

¿Qué pierdes con la sobreprotección?

Exceso de crítica hacia el niño

Rivalidad entre hermanos

Padres ausentes

¿Estoy siendo un padre/madre presente físicamente pero ausente emocionalmente?

Que padezca de alguna situación neurológica

Si bien vemos, estos factores son detonantes, pero lo que hay de fondo en el comportamiento es una necesidad en el niño(a) que no está siendo satisfecha. Las necesidades en los niños son las mismas de los adultos: necesidad de ser atendido, de ser aceptado, de sentirse seguro y de sentirse valioso.

Luego de ver lo anterior, veamos cómo manejarte ante un comportamiento agresivo de tus hijos

-         Respira profundo, no reacciones, no se trata de ti, se trata de lo que le está pasando a tu hijo(a) en ese momento.  Gritar, sermonear y enojarte no te funcionará para ayudar a balancear su comportamiento.

-         Identifica cuales factores están influyendo para que esté presentando la conducta agresiva.

-   Atiende la necesidad real. La solución está en comprender qué es lo que le frustra, que intenta decir a través de ese comportamiento y luego tratar de  resolverlo junto con él/ella.

Ya después de mantenerte en calma, identificar lo que está detonando la conducta agresiva y conectar con su necesidad real, te doy 5 recomendaciones que te apoyarán a disminuir  cualquier conducta agresiva por la que esté pasando tu hijo(a).

1-Identificar de manera muy específica cual es la conducta agresiva que está manifestando tu hijo(a) Ejemplo: Si está mordiendo, le pega a otros niños, es burlón, usa palabras inadecuadas, hace rabietas (que tipo de rabietas), etc.


2- Cuando ya hayas identificado la conducta perturbadora, entonces haz un registro donde anotes durante una semana las veces en que tu hijo(a) manifiesta esta conducta y qué la ha provocado. (Así podrás darte cuenta el por qué tu hijo(a) se está comportando de esa manera). 


3- Después de darte cuenta lo que está provocando la reacción del niño(a) entonces debes empezar a reducir los estímulos que la provocan. Este trabajo se hace a través de varias técnicas que se usan en modificación de conductas como la economía de fichas, tiempo fueraaplicando los reforzadores positivos y negativoslas consecuencias, contratos conductuales, entre otras.

 

4- Cuando ya tengas el procedimiento que utilizará, debe continuar registrando la frecuencia con que tu hijo(a) emite la conducta agresiva para así comprobar si las técnicas aplicadas están siendo efectivas o no.

5-Recuerda que las conductas se aprenden, por lo que debes ser un modelo. Si te enfocas en cambiar una conducta inadecuada de tu hijo(a) lo más recomendable es que tengas paciencia y perseverancia, de manera que no reacciones con agresividad ante dicha situación.

Ruth Castillo

Psicóloga/ Coach Parental

Artículos relacionados

Niños impulsivos y fácilmente fustrados. ¿Cómo manejarlos?

Mi niño reacciona de forma agresiva a las consecuencias

La conducta agresiva en los niños