Formación

Moldeando la conducta de tus hijos: Préstales atención

Moldeando la conducta de tus hijos: Préstales atención


Resumen del séptimo taller del Ciclo de Encuentros Formativos para Padres impartido por la psicóloga Pilar Rubio, especialista en desarrollo infantil.

Si tu hijo está atravesando por una etapa difícil y sufres con su mala conducta, tranquil@. Para tu alivio te informamos que no eres la única sobre la tierra que tienes lidiar con esta situación, de hecho otros padres viven situaciones más difíciles y salen airosos.

Nosotros nos preocupamos por enseñarte a manejar de la forma más positiva esas zonas difíciles de la crianza, por eso hoy te traemos un resumen del taller "Moldeando Las Conductas de Tus hijos" que impartió Pilar Rubio, Directora de Amazing Babies.

Según Rubio, psicóloga especialista en estimulación temprana, uno de los primeros errores que cometen los padres es que no se plantean lo que quieren lograr con sus hijos y en ocasiones, cuando hay una situación de conflicto, uno desautoriza al otro delante de los niños. En este aspecto “lo ideal es conversar a solas y tomar una sola decisión en conjunto”.

Para moldear la conducta de los hijos lo primero que debemos hacer es comprenderlos. Muchos malos ratos se pueden evitar si se presta atención a las necesidades que tienen desde pequeñitos, pues la mala conducta puede ser una forma inocente de llamar la atención de papi y mami” explica la experta. 

Hay que saber reconocer las virtudes y los defectos de los hijos. Si sientes que las cosas se te escapan de las manos cuando uno de los niños se porta mal, sin importar la edad, hay que darle un tiempo fuera (un minuto  a  solas por cada año) para que reflexione sobre lo que hizo. De igual forma hay que hacerles entender que su actitud no es la correcta, que cuando se porta mal disgusta y entristece a las personas que lo quieren.

Así también, si tu niño se porta bien hay que reconocérselo y decírselo para que sepa las acciones que le agradan a sus padres y si es posible hasta darle algún premio por la buena actitud, como llevarlo al parque, comprarle un helado, llevarlo de paseo a su lugar favorito, etc.

Según la experta, “los niños presentan tres tipos de temperamentos que son: Agradable, Reservado y Difícil. Usualmente si hay un cambio brusco en la vida del niño como un cambio de colegio, la muerte de un familiar cercano, una mudanza o el nacimiento de un hermanito, esto puede generar a la vez un cambio de temperamento en los niños que puede ser de agradable a Reservado o Difícil”.

Otras recomendaciones

Un niño se hace difícil cuando:

1. Los límites no están claros

2. Cuando se le etiqueta

3. Cuando los padres se desautorizan

Es válido negociar con los niños siempre que los padres obtengan lo que se han planteado.

  1. Establecer rutinas que aseguren la realización de tareas puntuales a horas puntuales. Dormir a una hora, hacer las tareas, etc.
  2. Buscar actividades interesantes para realizar en familia
  3. Sostener conversaciones con los hijos donde ambas partes se escuchen, lo que les gusta, lo que no les gusta, cómo piensan.
  4. Contarles cuentos
  5. Corregir a los niños en cuanto la mala conducta aparece, no dejar para después porque el niño no entenderá por qué se le está reprendiendo.
  6. Compartir con familias con hijos de la misma edad que los tuyos
  7. Invitar a amiguitos a jugar a la casa
  8. Alagar sus logros
  9. Darle amor en todo momento. Llenarlo de besos.

Lo más importante de todo es mantener la paciencia y la persistencia pues hay que estar claros de que “dejar para mañana lo que podemos enseñar hoy es restar oportunidades de que nuestros hijos aprendan”.