Formación

Niños impulsivos y fácilmente fustrados. ¿Cómo manejarlos?

Niños impulsivos y fácilmente fustrados. ¿Cómo manejarlos?

 

 

 

 

La frustración es un sentimiento de fracaso frente a algo que no nos sale como queremos o no logramos obtener. Es muy común, que niños pequeños experimenten grandes frustraciones cuando en unas ocasiones quieren algo que no se les puede dar o quieren lograr algo que se les hace difícil alcanzar. En los primeros años de vida, los niños comprenden de manera literal.

La frustración es un sentimiento normal y por su naturaleza, llega a ser hasta comprensible ver a los niños perder el control de sus emociones. Este es el momento para ayudarlos a manejar esas emociones, para ir enseñándoles a auto-controlarse. 

Desarrolla el Control Emocional en tus Hijos

Es importante permitir que el niño se frustre y dejarlo que encuentre la manera de descubrir la solución.
Los siguientes puntos son importantes para ayudarles en este proceso de crecimiento emocional.

• Hablarle calmadamente manteniendo el control.

• Recordarle cual fue la conducta no deseada en caso de haber reaccionado de manera inadecuada.

• Darle opciones de expresarse, ya sea pintando, buscando un espacio para estar solo o verbalizando de forma calmada lo que siente.

• Mantener la consecuencia no importa la reacción del niño en caso de que haya una conducta no permitida.

• Ignorar la respuesta agresiva al menos que el niño esté en peligro.

• Prestarle atención solo cuando esté calmado.

• Modelar el comportamiento de autocontrol en momentos que nosotros como adultos enfrentamos frustraciones.

• Respetar sus sentimientos, reconociendo su enojo y su frustración por lo que está pasando, pero recordándole que puede expresarlo o manejarlo.

• Darle consecuencias lógicas por su comportamiento, por ejemplo, ponerlo a recoger lo que tiró en caso de que esa sea la reacción. A los niños que presentan conductas impulsivas, es decir, dificultad en controlar sus impulsos y sus deseos inmediatos; les cuesta más controlar sus sentimientos de frustración debido a la impulsividad que los caracteriza. Es importante tener esto pendiente y ayudarlos proveyéndoles herramientas como las descritas arriba. Este aprendizaje es esencial para aprender a vivir en sociedad y lograr más fácilmente objetivos en la vida.

Por: Liza Rivas, M. Ed., M. Psic.
Magíster en Psicología Clínica Infantil y en Educación
Parent Coach

Artículos relacionados

Las emociones en el desarrollo de los niños

Mi hijo es Agresivo, ¿Qué hago?

¿Cómo responder cuando su hijo es irrespetuoso?