Formación

¿Por qué mi hijo se cree superior a los demás?

¿Por qué mi hijo se cree superior a los demás?


Para reflexionar: ¿Sabía usted que la falta de cariño es el principal factor que puede detonar la prepotencia de un hijo?


Las actitudes de algunos niños sencillamente dejan a cualquiera sin aliento. Muestran cero muestras de compasión por aquellos compañeros a los que les cuesta más, se sienten superiores por tener más juguetes que los demás, se burlan con crueldad de los hermanos, discriminan a compañeros por su color de piel o peso y exigen a gritos a sus padres desde un permiso hasta un Blackberry. La destacada psiquiatra norteamericana Elizabeth Berger establece cómo la frustración causada en la temprana infancia del niño, que se sintió dejado de lado o no querido por sus padres, está en la base de la formación de un prepotente.

¿Cuánto hay de imitación y cuánto de genética??

No se conoce muy bien el rol que juega la genética en la formación de la personalidad humana. Lo que sí se sugiere es que algunas cualidades temperamentales parecen ser innatas. Algunos niños son más obstinados que otros, mientras que algunos son fáciles de criar. De todas maneras, está claro que el desarrollo de la ternura y preocupación por los demás no tiene lugar en un laboratorio.

Los niños deben participar en relaciones cálidas, de confianza, durante la niñez para poder desarrollar esas relaciones después. Esa es la razón por la cual es tan importante que cada niño reciba la seguridad y el amor de sus padres y por qué es tan devastador para su personalidad experimentar pérdidas, abusos y negligencias. Los niños cuyas relaciones tempranas estuvieron ausentes de cariño difícilmente podrán desarrollar la habilidad de empatizar con los sentimientos de los demás.

En definitiva, ¿Qué es para usted la prepotencia? ?el diccionario de la lengua española define la prepotencia como el dominio, poder superior de otros y en especial abuso de ese poder. Creo que es una defensa psicológica en contra de una herida o carencias en la confianza de sus padres y las primeras relaciones o manifestaciones de amor.

¿Por qué actúan como si fueran superiores a los demás?

?Es su compensación por no sentirse reconocidos en su propia riqueza. El amor, después de todo, hace a la persona vulnerable y ese niño que esperaba sentirse amado por sus padres incondicionalmente, sin que ese amor dependiera de sus logros, se frustra. Vive como si no le afectaran los demás. El desprecio por los otros, especialmente por los más débiles, es un sentimiento común a los prepotentes; prefieren todo lo que huela a grandeza, poder, genialidad e inmortalidad.

¿Es verdad que el prepotente consigue lo que se propone, apareciendo ante los demás como exitoso??No es de extrañar: la falta de preocupación por los sentimientos ajenos lo libera y le permite lograr cosas “grandes”. Estos logros temporalmente llenan el vacío que deja la falta de relaciones interpersonales. El éxito aparente, entonces, comúnmente acompaña a la persona prepotente que tiene la habilidad y la suerte para lograrlo.

Soledad y envidia ?¿Por qué existen más niños prepotentes en medios sociales acomodados??

Cuando las personas tienen muy pocas cosas materiales, ponen un gran valor a las relaciones humanas. Una familia muy rica, en cambio, tiene muchos otros elementos que compiten con los niños: su trabajo es fascinante y demandante, y mantener sus amistades y contactos requiere una gran inversión de energía y tiempo. Muchos hijos quedan entonces solos y sienten que no son capaces de competir con las deslumbrantes personas con las que sus padres aparentemente prefieren estar. Esa soledad y envidia estimula la actitud prepotente. Para el niño pobre, en cambio, las dificultades económicas son vistas como un enemigo familiar común, por lo que el niño se siente unido a sus padres en la lucha, más que ignorado.

¿Qué actitudes como padres evitan criar un hijo prepotente??

Lo que ayuda a los padres a permanecer en el camino correcto es la propia confianza que tienen en las relaciones humanas afectivas. La confianza de un padre en la bondad de su hijo lo ayudará a superar los muchos momentos difíciles que siempre afectan a toda familia. La preocupación por los miles de detalles de cada día, la empatía de los padres hacia las necesidades de los hijos, son la base desde donde nacerá la empatía de los hijos hacia otras personas.

Por: Karen Heinsein de Martínez / Educadora y directora del Pre-escolar Piolín.