Formación

¿Por qué no debes castigar a tus hijos en público?

¿Por qué no debes castigar a tus hijos en público?

 

 

 

 

Sabemos que los niños deben ser responsables de su comportamiento y debemos ser los padres quienes fomenten esto, pero no los ayudamos en nada castigándolos en público y tal vez pienses que es mejor porque así les dará vergüenza y se portará mejor, pero la verdad es que es todo lo contrario.

Razones para no hacerlo:

Cuando castigas a un hijo en público o le hablas de mala manera despiertas en él sentimientos negativos como son: Rabia, vergüenza, frustración, y esto hace que su autoestima baje.

Al niño sentirse avergonzado y con rabia no mejorará su comportamiento sino que actuará de forma defensiva.

Debes ser ejemplo de respeto para él, si lo avergüenzas delante de personas, traicionarás esa confianza y no se sentirá seguro.

La mejor forma de tu corregir a tu hijo es hablándole sobre su error, las consecuencias que implica lo que ha hecho.

¿Qué debo hacer para imprimir SEGURIDAD en mis hij@s?

Puede traer efectos a largo plazo, puede que un castigo en público marque esa etapa de su vida y cuando este más grande pueda serle difícil confiar en los demás y el mismo.

Artículos relacionados

Castigo o consecuencia: ¿Cómo ejercer la disciplina efectiva?

¿A qué edad debe iniciar la disciplina infantil?

Un niño educado con límites y normas claras es un niño feliz