Formación

¿Por qué tanta indisciplina e hiperactividad en los niños?

¿Por qué tanta indisciplina e hiperactividad en los niños?


La directora del Centro Psicopedagogico Lissette Brea responde


“Este niño es muy tremendo”, “Mi hijo nunca se esta quieto”, “parece no entender lo que le digo”, es muy probable que alguna vez hayas usado una  de estas frases o se las hayas escuchado a más de un padre y es que la falta disciplina e hiperactividad parecen ser los problemas de crianza más comunes en las familias modernas.

Con relación a este tema, la psicóloga clínica Lissette Brea afirma que las malas conductas suelen ser una expresión de las carencias emocionales o necesidades no satisfechas de nuestros hijos.  La ausencia prolongada de los padres, los cambios por la edad,  la falta de límites e incluso la alimentación podrían ser la explicación de muchos casos de hiperactividad e indisciplina. 

Esta especialista, directora del centro Psicopedagogico que lleva su mismo nombre, nos explica por qué cada uno de estos elementos están relacionados con  las dificultades conductuales en los infantes y cómo la  familia con una asistencia profesional adecuada puede superar estos periodos problemáticos, evitando daños emocionales severos y la frustración de los padres ante los comportamientos “irracionales” de sus pequeños.

  1. La ausencia de los padres: Aunque no lo verbalizan, los niños expresan por alguna vía la gran necesidad de papá y mamá los acompañen por más tiempo.  Los gritos,  berrinches y travesuras son la forma más fácil de hacer que los mayores les presten atención, aún sea para amonestarlos o corregirlos, al respecto aconseja Lissette: “Papa y mamá deben buscar la manera de dar tiempo en cantidad y calidad, hay que hacer sacrificios,  si por ejemplo, tienen una hora de almuerzo, pueden recoger a sus niños y comer en casa, negociar horarios en el trabajo para estar unos minutos más con sus pequeñitos” .
  2. La  alimentación: En la dieta infantil actual hay una alta presencia de comida sintética, con colorantes, preservantes y  estimulantes como la cafeína que se encuentra en los refrescos, los dulces y hasta en el chocolate. Una dieta saludable y balanceada es solo es básica para el desarrollo físico y aprendizaje, también lo es para la buena conducta.
  3. La edad:  Algunas etapas son más difíciles que otras, implican mayores cambios y proceso de adaptación mas largo.
  4. Falta de Limites:  Lissette recomienda a los padres ser constantes en lo que dicen y hacen, frente a las inconductas tener siempre la misma actitud, no ceder porque cambien las circunstancias o los escenarios. Esto no significa ser inflexible, sino darle a entender al niño que un acto de indisciplina tiene consecuencias. 

Centro Psicopedagógico Lissete Brea: un apoyo a las familias

Con la asistencia adecuada, las familias pueden ayudar a los pequeñines superar estos periodos problemáticos, a canalizar su energía y expresar sus sentimientos de forma adecuada.

Lissette Brea tiene un espacio en el que acompaña y apoya a los padres  en la búsqueda de solución a las dificultades conductuales y  los problemas de aprendizaje tan comunes hoy en nuestra época.

El centro psicopedagógico Lissette Brea además de las evaluaciones psicológicas, ofrece servicios de sala de tareas, así como tutorías en ingles y español  en la Av. Independencia No. 505, Condominio Santurce, Edif.. 15, Local 201, en Gazcue. Puedes llamarla para cualquier tipo de información o consulta al 809-476-0477.

Lissette Brea es Psicóloga Clínica, con un master en psicopedagogía y terapia de aprendizaje en España.