Formación

¿Siempre dices que sí? Cuidado con los límites

¿Siempre dices que sí? Cuidado con los límites


¿Te cuesta mucho trabajo negarle algo a tu hijo, si él insiste? O ¿lo piensas y terminas accediendo? Es importante que conozcas la importancia de otorgar o negar permisos.


Pedir permiso es una acción muy importante en la educación de tu hijo. Cuando tu hijo te pide permiso para hacer algo, te está concediendo tu lugar como autoridad. Tú tienes el poder de decir “Si” o “No”.

Aquí te mostramos algunas pautas que pueden ayudarte al momento de tomar una decisión:

Establece reglas de permisos. Es preferible que establezcas reglas sobre los permisos. Si los permisos se piden por adelantado, y no al vapor tendrás la oportunidad de informarte bien y tomar una buena decisión.


Los permisos se ganan. Es mejor que tu hijo no dé por hecho que siempre le darás permiso, aunque te lo pida con palabras bonitas. Hazle saber que su conducta diaria afecta su capacidad de negociar. Enséñale que los permisos se ganan con su participación positiva en la vida familiar todos los días.

El NO es no. Si tú decides decir “No” a su petición, no cedas. Si cedes, tendrás que luchar cada vez que decidas no dejarle hacer algo que él quiera hacer. Tu hijo debe aprender el significado de la palabra “No”, y es un excelente momento para que practique la tolerancia a la frustración.

Tiene que pedir su propio permiso. No permitas que tu decisión dependa de influencia de terceros. No cedas bajo este tipo de presión social, ni de parte de los amigos de tus hijos ni de sus mamás.

El permiso tiene límites de tiempo y de espacio. Los permisos se otorgan dentro de horarios y para lugares específicos. Debes exigir que tu hijo sea responsable y regrese a casa a una hora específica, debe avisarte de inmediato si hay algún cambio.

Al momento de dar permiso debes tomar en cuenta lo siguiente:

La seguridad. ¿Es un lugar seguro? Si se presentara cualquier emergencia, ¿habrá los recursos necesarios para proteger a tu hijo?

La edad. ¿Tu hijo estará con niños de su propia edad? ¿Habrá personas mayores con una conducta inapropiada para él?

El tiempo. ¿Cuánto tiempo dura el evento o la experiencia? Empieza con otorgar permisos cortos por media hora, después puedes ir extendiéndolos. No debes dar permisos sin límites de tiempo establecidos.

Más sobre conducta

9 formas de disciplinar a tu hijo sin controlarlo

Mi hijo no me escucha

Niños impulsivos y fácilmente fustrados como manejarlos