Formación

4 habilidades para guiar a los hijos hacia la resolución de conflictos

4 habilidades para guiar a los hijos hacia la resolución de conflictos

 

 

 

 

Un conflicto es una circunstancia o situación donde una, dos o más personas no están de acuerdo sobre acciones, ideas, decisiones a tomar. Estos desacuerdos pueden generar problemas y dificultades. Los conflictos no solo están presentes entre padres, relaciones de pareja, relaciones laborales o entre los adultos. También los niños experimentan y viven estos desacuerdos en distintas áreas de su vida como la personal, familiar y social.

Ante esta realidad los padres deben ser conscientes y estar a la disposición de guiar y acompañar a sus hijos en el proceso de aprender a cómo resolver esos desacuerdos. Y en este punto es importante resaltar que no es resolverles el problema, sino guiarlos por el camino de las distintas herramientas y habilidades que pueden llevar a cabo para resolver conflictos.

También puedes leer: La conducta agresiva en los niños

A veces los padres entienden que es mejor evitar los conflictos, pero la verdad es que los conflictos ofrecen múltiples experiencias de aprendizaje que son esenciales para el desarrollo integral de los hijos.

A continuación, comparto contigo 4 habilidades para guiar a los hijos hacia la resolución de conflictos:

  1. Lo primero es reconocer la importancia de los conflictos y cambiar la connotación negativa que sobre ellos. Tener una idea positiva y optimista sobre los múltiples aprendizajes que durante su resolución podrán generarse, tendrá como consecuencia mayores beneficios para los hijos.
  2. Predica con el ejemplo: debes hacer conciencia de como resuelves los desacuerdos contigo mismo, y con las personas a tu alrededor. Si lo haces en una actitud de evitación, comunicación a través de gritos o ausencia de comunicación, esto es lo que les transmitirás a tus hijos sobre cómo se resuelven los conflictos.
  3. La comunicación es la habilidad principal para resolver conflictos: Por eso debes comenzar teniendo una buena comunicación con tu hijo donde esté presente la escucha activa, el no juzgar las emociones y respetar las ideas diferentes.
  4. Muestrales las diferentes opciones o soluciones ante los conflictos: ante un conflicto existen múltiples soluciones, utiliza ejemplos de situaciones cotidianas y a través de preguntas abiertas socializa con tus hijos y guíales hacia todas las soluciones posibles ante un Conflicto.

Es importante guiar a los hijos hacia las habilidades para la resolución de conflictos no solo porque los conflictos pueden generar emociones negativas (tristeza, impotencia, frustración, ansiedad), sino también porque les permitirán aprender de estas experiencias.

Escrito por: Jeymi Febles, Psicóloga Clínica especialista en terapia familiar y de pareja 

Artículos relacionados:

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a practicar el arte de ser un buen amigo?

Los 6 problemas de la familia

Modelos familiares y expresión de sentimientos

 





Publicidad 360