Formación

5 valores que podemos reforzar en Semana Santa

5 valores que podemos reforzar en Semana Santa


Como padres, queremos que las enseñanzas de estos días se queden en Nuestros Hijos para toda la vida. La Semana Santa es un gran momento para reforzar la enseñanza de los valores.


El valor de la amistad: Este vínculo que elegimos formar con ciertas personas es muy especial y debe ser respetado y nutrido. La actitud del apóstol Juan es un gran ejemplo de este valor. Es cierto que Pedro cortó la oreja de un guardia cuando se estaban llevando a Jesús, pero durante la Crucifixión, el único que estuvo presente, apoyando a la madre de Cristo mientras él moría, fue Juan. Fue justamente a él a quién Jesús le dijo “hijo, ahí tienes a tu madre”.

El valor de la valentía: Valentía no es la ausencia de miedo. Es más bien tomar decisiones, pese al miedo. Jesús fue también un ser humano y debe haber estado aterrado por su destino. No escapó, ni buscó disminuir su sufrimiento, ya que para él valía la pena su muerte. Muchos le dijeron “si eres el Mesías, sálvate a ti mismo, baja de la cruz”. Y él no lo hizo.

El valor de la justicia: Poncio Pilato sabía que los sacerdotes habían entregado a Jesús por envidia. Él sabía que no había ningún delito. Y, como autoridad, en vez de hacer cumplir la justicia, se lavó las manos. La crucifixión fue consecuencia de esta injusticia.

El valor de la lealtad: De acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española, lealtad significa “el cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien”. Es decir, aquello que Judas no respetó cuando vendió a Jesús a los sacerdotes fue su compromiso con Jesús. Su amistad con Cristo lo obligaba a protegerlo y, sin embargo, lo entregó.

El valor del amor: La razón de la muerte de Jesús es el amor. Su gran sacrificio significó nuestra salvación; es decir, nos abrió las puertas del cielo. “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. (Romanos 5:8

Como ejercicio, le puedes preguntar a tus hijos cómo practican ellos estos valores en su día a día. Y puedes además de estos valores recalcar otros que quieras inculcarle a tus hijos.