Formación

¿Cómo apoyo a mi hijo en su educación escolar?

¿Cómo apoyo a mi hijo en su educación escolar?


Apoyar, en el contexto escolar, es acompañar, facilitar materiales, dar seguimiento al progreso y proveer o brindar la ayuda necesaria para trabajar aquellas áreas que presentan necesidades.


Los niños deben responsabilizarse con la educación escolar que les proporcionan sus padres, para lo cual se requiere tomar en cuenta los siguientes detalles:

- Escoger un colegio con el cual te identifiques, para que tu hijo pueda lograr lo mismo por medio de tu entusiasmo y seguridad.

- Crear horarios de trabajo. Establecer un lugar de trabajo desde temprana edad; esto es a los 4 años, a la vez que se debes ser consistente durante todo este proceso.

- Leer con tu hijo de manera rutinaria.

- Interesarse en lo que está aprendiendo el niño y dialogar sobre el tema.

- La responsabilidad escolar no se limita simplemente a completar tareas y proyectos escolares, sino que también se requiere de concienciación en el hogar con las pertenencias del niño, como por ejemplo, sus juguetes y con la asignación de tareas del hogar acordes a la edad del niño.

- Si tu hijo no cumple, debe haber consecuencias para él. En ese caso, se deben verbalizar y recordar sus responsabilidades.

- Inculcar respeto por los maestros y las reglas del colegio.

- Establecer horarios de dormir adecuados para la edad; es decir, un niño en Preescolar y primera etapa de Primaria debería dormirse entre las 8:00 y las 9:00 p.m. y un joven o adolescente entre las 9:30 y las 10:30 p.m.

- Proveer acompañamiento o estimulación, así como herramientas en las áreas que presenta necesidad para lograr obtener las habilidades necesarias y luego poder trabajar de manera independiente.

- Evitar resolver en exceso el cumplimiento de tareas y responsabilidad escolar. Dejar que dé sus propias respuestas y guiarlos si no es correcta; pedirle que guarde sus materiales y los organice para el próximo día escolar; organizar libros y mascotas antes de hacer la tarea.

- Trabajar los aspectos sociales y emocionales, en caso de ser necesario, para que pueda enfocarse en sus responsabilidades escolares.

Mientras más te involucras a temprana edad en su proceso de lectura y escritura, asistiendo a las reuniones y actividades escolares, verbalizando las expectativas reales y positivas escolares de tu hijo, involucrándote en sus estudios y comprometiéndote más con su educación, el desempeño en el aula de tu hijo será más efectivo.

Por: Liza Rivas
Psicóloga Clínica, Parent Coach