Formación

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a practicar el arte de ser un buen amigo?

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a practicar el arte de ser un buen amigo?


Nuestros hijos van buscando su lugar dentro del grupo en el que conviven
y son particularmente vulnerables al rechazo. Ayudémoslos a que tenga una mayor autoestima y desarrollen el líder que hay en ellos.

Conversemos del valor del amor.A pesar de lo que nos digan en los medios o en el colegio, lo que verdaderamente cuenta no es lo que recibes, sino lo que das.

Enseñemosa nuestros hijos que los verdaderos amigos quieren hacer felices a los demás.Hacer un regalo o regalar un detalle a un amigo no debe ser parte de una competencia sino una forma de demostrar aprecio a los amigos y hacerlos sentir bien.

Ensayemos actitudes con nuestros hijos.Es muy importante que nuestros hijos se acostumbren a demostrar su gratitud hacia cualquier persona que haga un esfuerzo por ellos.

No importa que tan pequeño sea el regalo o el detalle del agradoque ellos reciban, deben sentirse agraciados de recibir estas atenciones de alguien, tanto en la casa como en la escuela. Que reflejen la educación que han recibido en su hogar al recibir el detalle, pensando primero en la persona quien lo da y después en el objeto mismo.

Involucrémonos en las actividades del colegio.Con anticipación, habla con la dirección y el maestro para saber los días que hay actividades para compartir y acostumbrar a tu hijo a llevar un detalle especial para la actividad.

Hagamos actividades en la casa.Es una buena oportunidad de poner en práctica los principios de la amistad dejando que nuestros hijos inviten a sus compañeros a la casa de vez en cuando, de esa manera conoceremos las personas que lo rodean y que valores de amistad están intercambiando.

Pensemos en los valores que estamos promoviendo en esta actividad.Si no quieres invitar a todo los compañeros del salón, se vale invitar a puras niñas o a puros niños. O simplemente que tus hijos escojan a un solo amigo cada quien. Lo que no se vale es invitar a todos menos uno o dos. Todas las actividades deben ser inclusivas, que tienen que practicar la tolerancia y la aceptación, y que deben ser buenos y educados anfitriones.

Pon el ejemplo.Demuestra tu amor por tus hijos y tu pareja en una forma especial los días importantes, con detalles que expresen tus sentimientos. Puede ser comprado, hecho por ti, o algo no material pero significativo como una muestra de cariño especial, regalando tu tiempo y tu atención.

Un niño que tiene la experiencia de pertenecer a una familia que expresa amor se fortifica porque se siente aceptado y apreciado desde su casa.