Formación

¿Cómo ayudo a mis hijos hacer las tareas escolares?

¿Cómo ayudo a mis hijos hacer las tareas escolares?


Claudia Simó, psicóloga y Especialista en Dificultad del Aprendizaje, ofrece a los padres herramientas para que puedan ayudar a sus hijos en la realización de las tareas escolares sin que sea un campo de batalla llena de frustración y enojos. Toma Nota!!!

¿Cómo ayudo a mi hijo a estar preparado para hacer las tareas?

Elija un espacio y un horario determinado para hacer las tareas. Teniendo en cuenta que el lugar a escoger tenga pocos elementos de distracción (televisor, radio, teléfono sonando, etc.)

Asegúrese que su hijo tenga todos los materiales y útiles necesarios para realizar sus tareas.

Ayude a su hijo establecer metas realistas en cuanto al tiempo de realizar sus tareas y haciéndole saber que tendrá tiempo libre para sus otras actividades.

En niños pequeños de preescolar y primaria es bueno que uno de los padres lo acompañe en la realización de sus deberes. ¡Ojo no  que se las hagan! Si usted advierte que su hijo tiene dificultad al realizar sus tareas y usted no tiene el tiempo de asistirlo o no se siente en la capacidad de ayudarlo es importante buscar ayuda externa (sala de tareas, tutores, etc.)

Los padres y maestros deben elogiar los logros de sus hijos y alumnos. Es de igual importancia motivarlos y fomentar el interés de las tareas.

Nunca use la tarea como un castigo ni lo exima de hacerla como recompensa. Esto envía mensajes distorsionados de que la tarea no es algo divertido o que no es parte de su rutina diaria.

Sea un modelo para sus hijos. Lea en casa y sea ejemplo de orden y disciplina en su hogar.

No boicotee sus propias reglas. Si usted ha establecido un horario  en casa no lo rompa porque “Ahora estamos en otra cosa”.

“La hacemos mas tarde, que hoy tenemos una fiesta”. “Hacemos la tarea en la noche que hay visitas”….

Sea realista a la hora de elegir actividades extracurriculares. Las clases de música, deportes, artes y demás disciplinas deben limitarse para permitirle a nuestros niños tiempo suficiente para realizar sus tareas y jugar libremente.