Formación

¿Cómo podemos aumentar la autoestima de nuestros hijos?

¿Cómo podemos aumentar la autoestima de nuestros hijos?


La autoestima es un ingrediente muy importante para una vida exitosa y feliz. Una persona puede ser bendecida con inteligencia y talento pero si carece de autoestima, puede resultar un obstáculo para alcanzar el éxito en sus tareas, relaciones y virtualmente en todas las áreas de la vida.


Los primeros años en la vida de un niño son el fundamento de una sana autoestima, como padres, no podemos controlar todo lo que nuestros hijos ven, oyen o piensan. Pero podemos hacer mucho, somos el referente y el espejo que ellos miran. Los mensajes que les transmitamos durante esos primeros años van a ayudar a formar la imagen que nuestros hijos tienen de ellos mismos.


Pasos para mejorar la autoestima de nuestros hijos:


Establece límites claros y normas que le den seguridad. Nos equivocamos si pensamos que nuestros hijos nos van a querer más por dejarlos hacer lo que quieran y cuando quieran. Todo lo contrario, esto a la larga los convierten en niños tiranos. Los niños necesitan vivir pequeñas frustraciones y poco a poco ir aumentando su tolerancia hacia las mismas.

Dedícales tiempo. Lo que importa es la calidad del tiempo que puedes ofrecerles. Es decir, necesita periodos de dedicación exclusiva en los que se sienta especial.

Favorece su autonomía. Fija metas que sean acorde a la edad y las capacidades de tu hijo (fijarle una meta inalcanzable tiene un efecto negativo). Mientras tu hijo se esfuerza en lograr la meta, acompáñalo y felicítalo a cada paso del camino.

Cuida el lenguaje que utiliza con tus hijos. No es suficiente con querer a un hijo, hay que saber transmitírselo. Es frecuente oír frases del tipo: "eres tonto", "eres un desastre"... Las descalificaciones sobran, lejos de hacerlos mejorar aumentaría su inseguridad. Felicita a tu hijo, dale tantos elogios como sea posible, siempre que hagan algo correctamente.

Demuéstrale amor y afecto a tus hijos. Todas las acciones con nuestros hijos, desde la infancia, se deben hacer con afecto y amor. Un bebé que fue tratado con amor y afecto tendrá la sensación subconsciente que es lo suficientemente digno e importante para ser amado. Dile a tu hijo regularmente que lo amas incondicionalmente. Cuando fallan, o hacen algo incorrecto, recuerda decirles, "¡Eres especial para mí, y yo te amo siempre, sin importar lo qué pase!"

Dale importancia a los problemas que cuenta tu hijo. Para tu hijo lo que le pasa es importante, escúchalo e intenta buscar soluciones conjuntas.

Mejora tu propia autoestima. Necesitas verte a ti mismo positivamente. Los padres que carecen de suficiente autoestima tendrán dificultades para mejorar la autoestima de sus hijos. Un buen padre es un padre que sabe que él o ella no son perfectos pero se valoran por lo que son, siempre intentando crecer y mejorar.