Formación

Enseña a tu hijo a elegir buenos amigos

Enseña a tu hijo a elegir buenos amigos

 

 

 

 

 

 

Aquí hay algunas cosas que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a aprender a elegir buenos amigos.

1. Enseña a tu hijo acerca de los valores. Tus hijos asimilan muchos valores sólo de verte, pero no asumas que entienden todos ellos. Háblale sobre las virtudes y los valores que son importantes para ustedes como familia. Analiza con ellos cada valor y cómo identificar los valores en los demás. Tener un conocimiento sólido sobre los valores, será más fácil para tu hijo al reconocer si un "amigo" es compatible con sus creencias o no.

La familia, escuela de valores

2. Habla con tus hijos acerca de sus experienciascon sus amigos y lo que aprenden de las mismas (tanto sobre sí mismos y sobre sus amigos).

3. Si tu hijo descubre que un amigo cree algo diferente, o tiene diferentes valores, habla de esa creencia específica o valor con tu hijo. Asegúrate de que entienda por qué alguien podría creer algo diferente, sino también asegurarte de darle las razones por las que la familia cree en lo que hace.

Enséñales la tolerancia a tus hijos

4. Da a tus niños la oportunidad de conocer una variedad de amigos con diferentes personalidades e intereses. Esto les permite descubrir con quiénes realmente disfrutan estar. Alguien puede ser muy diferente a ti y seguir siendo un buen amigo, al igual que alguien puede ser muy similar con tus valores, pero aun así ser una influencia negativa.

5. Fomenta las amistades positivas. Cuando tu hijo encuentra un buen amigo, expresa claramente tu aprobación, y ayuda a tu hijo a encontrar el tiempo y los medios para desarrollar la amistad. Si tu niño comienza a desarrollar una amistad que crees podría ser perjudicial, intervén y establece límites muy claros en cuanto a la medida en que tu hijo puede o no puede interactuar con el otro niño, y en qué circunstancias.

6. Da a tu hijo una serie de preguntas para hacerse a sí mismo después de que han conocido a alguien por un tiempo. Podrían responder a estas verbalmente o por escrito. Algunas pueden ser:

¿Te respetan, incluso cuando dices no?

¿Toma en cuenta tu opinión?

¿Comparten tus valores fundamentales?

¿Te sientes cómodo expresándote cuando estás cerca de ellos?

¿Cuáles son algunas cosas que tienen en común?

¿Son honestos; sientes que puedes confiar en ellos?

¿Crees que este amigo estará junto a tu lado en tiempos difíciles? Por qué o por qué NO?

7. Asegúrate de que tus hijos sepan que estarás ahí para ellos y se sientan cómodos de buscar tu ayuda siempre.

Artículo relacionado

Cómo ayudar a nuestros hijos a practicar el arte de ser un buen amigo

¿Por qué mi hijo se cree superior a los demás?

¿Cómo enseñar el valor de la gratitud?