Formación

La elección de las actividades extraescolares

La elección de las actividades extraescolares


Las actividades extraescolares están encaminadas a procurar la formación integral del alumnado en aspectos referidos a la ampliación de su horizonte cultural, el uso del tiempo libre, etc.


Se realizarán fuera del horario lectivo y tendrán carácter voluntario.

La lista de actividades extraescolares que hoy en día puede realizar un escolar es amplia y variada y tanto docentes como padres y madres deben ayudarles y orientarles en la elección de esas actividades.

Las extraescolares consiguen despertar inquietudes en los niños y niñas, reforzar sus conocimientos en algún área determinada, fomentar su creatividad y desarrollar sus valores, por ese motivo es tan importante elegir la actividad más adecuada para cada escolar, siempre teniendo en cuenta su opinión.

Las actividades que se realizan fuera del horario lectivo tienen como objetivo principal que el niño y niña aprendan divirtiéndose, al mismo tiempo le sirven de desahogo y distracción en sus obligaciones y quehaceres diarios. Estas actividades pueden realizarse dentro o fuera del centro docente y su principal característica es su carácter lúdico.

La importancia de una buena elección

La elección de las extraescolares debe ser tomada teniendo en cuenta la opinión del niño ya que de lo contrario se convertirá en una carga para él. Es fundamental escoger la que más le guste y divierta, a la vez que favorezca su desarrollo personal, le ayude a relacionarse con los demás y facilite su sociabilidad.

Para decidir qué tipo de actividad es la más adecuada para nuestros hijos e hijas hay que tener en cuenta varios factores, como su personalidad, sus gustos y sus habilidades. Para un niño tímido, por ejemplo, lo más adecuado es que realice actividades que se desarrollen en grupo. El teatro, el baile, etcétera, son muy recomendables ya que les obliga a relacionarse con el resto de los niños y niñas y a potenciar el compañerismo.

Si se trata de un escolar muy activo podrá desarrollar actividades deportivas de equipo que le ayuden a liberar tensiones y a autocontrolarse en situaciones diversas. Por el contrario, si nuestro hijo o hija no es muy activo, la mejor será aquella que se pueda realizar individualmente, pues le obligará a esforzarse más: la natación, la hípica, el esquí o cualquier otra actividad que requiera de un esfuerzo individual será una buena elección.

Para aquellos escolares muy creativos, actividades como la escritura, la pintura, la música o la fotografía serán su mejor opción fuera del horario lectivo, toda vez que potencian su imaginación y su fantasía y, además, en ellas pueden plasmar y desarrollar sus ideas.

Es importante no sobrecargar al niño o niña con la realización de actividades extraescolares; al contrario, debemos asegurarnos de que, aun realizándolas, disponen de tiempo libre propio para jugar, estar con su familia, los amigos, etc..

Por último, deberemos tener en cuenta que nunca podemos obligar al escolar a realizar una actividad extraescolar que no sea de su agrado o por la que ha perdido el interés. Es mejor apoyarle en su decisión y orientarle para que realice otra que le motive y le permita desarrollar algo que le sea beneficioso a nivel personal y educativo.

Consejos básicos para organizar las actividades extraescolares

  1. Elegir actividades acordes con la personalidad del niño.
  2. Dejar que el niño participe en la elección de las actividades y que realmente sean de su agrado.
  3. Asegurarse que la actividad deja al niño o niña tiempo suficiente para hacer las tareas escolares y disfrutar de sus amigos y su familia.
  4. Procurar que alguna de las actividades extraescolares sea un deporte.
  5. Deberán poder compatibilizar las actividades académicas ordinarias y las extraescolares.

www.educastur.es