Mi Bebé

Alimentación saludable para tu bebé

Alimentación saludable para tu bebé


Los primeros meses de vida son críticos en cuanto al crecimiento y salud de tu bebé.

La nutrición juega un papel importante en su desarrollo, los bebés son susceptibles a infecciones y enfermedades que se pueden prevenirse con una nutrición adecuada. Debes preparar alimentos con nutrientes y crear una dieta balanceada que puede ayudar a que el bebé crezca sano y fuerte.

La leche materna proporciona la mejor nutrición al bebé. También tiene anticuerpos y otras sustancias que lo ayudan a proteger el sistema inmunológico del bebé.. Los bebés deberían amamantar mínimo hasta los 4 meses alrededor de 10 a 20 minutos o mas de cada seno. El bebé usualmente querrá amamantar cada 2 a 3 horas cuando está recién nacido. El bebé necesitará comer de 8 a 12 veces cada 24 horas.

La Leche de fórmula proporciona todos los nutrientes que el bebé necesita. El bebé tomará alrededor de 2 a 3 onzas de leche de fórmula cada 3 a 4 horas cuando está recién nacido.

Según la Academia Americana de Pediatras, puedes empezar a introducir alimentos sólidos a la dieta de tu bebé cuando cumpla 6-8 meses de vida, comenzando a ofrecer variedad de sabores y texturas a partir de los 10 meses.

El mejor momento para ofrecerle al bebé un alimento nuevo, es cuando tiene mas hambre, como en la mañana. Ofrezca al bebé sólo 1 alimento nuevo por semana. Evite darle varios tipos de alimentos al mismo tiempo. Si el bebé tiene una reacción a los alimentos, será mas difícil determinar cuál le provocó la reacción.

Aquí te damos una lista alimentos que sugerimos adecuado para iniciar a tu bebé en una alimentación saludable:

Cereales. Comienza a darle cereales de avena o arroz. A los 8-10 meses puedes ofrecerle pasta ya que es excelente alimento para que manipule con sus manos. Germen de trigo, trigo, galletas dulces que no contengan miel y galletas sin sal son otras sugerencias adecuadas para bebés a esta edad.

Fruta. A los 6 meses puedes comenzar a ofrecerle frutas en puré como peras o manzanas cocidas o banano por ejemplo. Debes ofrecerle la fruta individual para evaluar si existe alguna reacción alérgica. A los 8-10 meses, media vez no haya tenido alguna reacción a las frutas que le ofreciste anteriormente, puedes comenzar a crear tus propias combinaciones de frutas y puedes ofrecerle frutas suaves o cocidas en trozos.

Verdura. Comienza a ofrecerle verduras individuales a los 6 meses y observa si hay alguna reacción alérgica. A los 8 meses puedes comenzar a crear combinaciones de verduras para variar sabores, colores y textura. Después de los 8 meses puedes ofrecerle verduras cocidas en trocitos para que estimule la motricidad de las manos. A los 10-12 meses puedes agregarle queso rallado a las verduras para más sabor y aportar calcio (consulta con el médico acerca de ofrecerle lácteos a tu bebé antes del año de vida). Ofrécele espárragos, brócoli, coliflor, berenjena, papa, camote, cebolla, chile pimiento, puerro, champiñones, zanahoria, arvejas, guicoy y güisqui. Para crear un puré, utiliza el agua donde herviste las verduras para no perder los nutrientes que suelta la verdura en la cocción.

Proteína. Es posible que a los 8 meses el pediatra te recomiende incluir carnes a la dieta de tu bebé por su contenido de hierro. Solo si el pediatra lo autoriza puedes comenzar a ofrecerle carnes. Alimentos ricos en proteína son pollo, pavo, tofu, yemas de huevo, frijoles, legumbres, carne, cerdo y jamón. Estas opciones se pueden ofrecer entre los 8-10 meses. Cuando compres el jamón, elige uno con bajo contenido de sodio y preservantes naturales.

¿Cuáles alimentos debes evitar en la alimentación de tu bebé?

Los líquidos que no sean leche materna o de fórmula. No tienen los nutrientes que el bebé necesita para crecer. Los líquidos dulces en un biberón podrían provocar que le salgan caries. El bebé obtendrá el líquido necesario al tomar leche materna o de fórmula.

La leche regular de vaca, de cabra o evaporada. No tienen la cantidad de hierro necesaria para el bebé. También son mas difíciles para que él las digiera. No alimente al niño con estos tipos de leche hasta que cumpla 1 año de edad.

La leche de fórmula baja en hierro. Puede provocar que el bebé tenga niveles bajos de hierro en la sangre. El bebé también necesita hierro para crecer bien.

La miel o el jarabe de maíz contienen bacterias que pueden enfermar al bebé.

El cereal de bebé en el biberón del bebé. Podrían provocarle que se ahogue o que aumente de peso demasiado rápido. También podría provocar que el bebé consuma menos leche de fórmula o materna.

El agregar sal o azúcar. No es necesario para hacer que los alimentos del bebé sepan mejor. El bebé no prefiere tener alimentos que estén salados o dulces porque todos los sabores son nuevos para él.

Consejos que debe tomar en cuenta al alimentar a su bebé

Evite apoyar el biberón del bebé. Cuando usted alimente al bebé, sosténgalo en los brazos con la cabeza mas alta que el cuerpo. Nunca apoye el biberón para alimentar al bebé mientras usted esta en un vehículo en movimiento. El bebé podría ahogarse mientras usted no lo está vigilando.

Tenga cuidado cuando caliente la leche o alimentos del bebé en el microondas. Es posible que la comida no se caliente uniformemente y que tenga partes muy calientes. La cara o boca del bebé puede quemarse de esta forma. Usted puede calentar la leche poniendo el biberón en una olla con agua tibia

No force al bebé para comer. El bebé sabe cuando ha comido lo suficiente. El podría demostrarlo mirando alrededor en vez de ver que usted lo alimenta. El podría masticar la mamila del biberón en vez de succionarla. Es posible que llore para salirse de la silla. Si usted trata de que el bebé coma mas de lo que él quiere, podría enseñarlo a comer de mas. Esto también podría provocarle que aumente de peso demasiado rápido.