Mi Bebé

Los alimentos sólidos en la dieta del bebé

Los alimentos sólidos en la dieta del bebé


En materia de alimentación, la persistencia es la carta de éxito de los padres.


La introducción de alimentos sólidos a la dieta del bebe es un proceso laaaaaargo, que requiere de paciencia y conocimiento. Es común que los padres ante la negativa de los chiquitos opten por no ofrecerles platos a base de vegetales, verduras y/o frutas en esta primera etapa, limitándose solo a las comidas que al niño le gustan: craso error.


Tal como explica el pediatra Luis Alam Lora, en materia alimenticia la persistencia es la carta de éxito de los padres, la garantía de que, además de una adecuada nutrición, los niños puedan acostumbrarse a comer de todo.

Los primeros meses tu pequeño llorará, tirará el plato, pondrá cara de asco e incluso se negará a abrir la boca para evitar comerse lo que le das, estas son reacciones naturales que forman parte de su proceso de adaptación a lo nuevo (las texturas, sabores, colores y olores de la comida sólida).


Los bebitos son neofovicos, es decir, tienen miedo a lo nuevo, les asustan los cambios de rutina sobre todo si se imponen de forma drástica. "No te desesperes y continúa ofreciéndole esos alimentos, deja que el mismo lo tome con sus manos y empiece a descubrirlos por si mismo, en poco tiempo veras como disfruta junto a ti el momento de su alimentación" recomienda el doctor Alam Lora.

Otras sugerencias importantes para introducir alimentos sólidos:

Pregúntale a tu pediatra que puedas darle y que no. Sigue al pie de la letra sus instrucciones y no intentes introducirle un alimento que tu médico no te recomiende.

No te saltes las etapas. Tu abuela le dio habichuela a tu padre a los 3 meses, que bueno que no le ocurrió nada, pero tu bebé podría no tener la misma suerte. La introducción de alimentos es un proceso que va de la mano con el desarrollo físico de tu hijo, hacerlo antes de tiempo es un riesgo innecesario.

La hora de la comida es la hora del juego. Déjalo tocar, oler y ensuciarse de comida. Tendrás que limpiar un poco, pero ten por seguro que ver a tu hijo comer tomate vale el esfuerzo.

Inténtalo 10 veces. No te detengas, los niños comen de todo, si el alimento no le produce alergia, puedes volvérselo a ofrecer unos días después del rechazo.

Empieza bien desde el principio: No esperes resultados positivos de inmediato, hasta los 4 años los niños están aprendiendo a comer, si lo haces bien desde el principio, verás que todos saldrán ganando.

 

Artículos relacionados

Guía de alimentación según edad

Tu bebé empieza a comer