Mi Bebé

¿Tu hijo todavía no gatea?

¿Tu hijo todavía no gatea?



La etapa del gateo no es obligatoria en el desarrollo psicomotor del niño. Normalmente los niños empiezan a desplazarse entre los ocho y los once meses, aunque algunos niños se ponen de pie rápidamente y dan sus primeros pasos.


Si tu hijo no muestra ninguna intención de desplazarse, no te preocupes. Esta habilidad puede estar marcada por el carácter del niño. Si el bebé es un poco "perezoso", preferirá descansar antes que hacer el esfuerzo, es posible que no gatee y de sus primeros pasos directamente.

Algunos niños nunca gatean, se muestran temporalmente "desinteresados" por aprender a desplazarse sobre dos sus piecitos. No existe una regla válida para todos.

Sin embargo puedes favorecer su desarrollo motor en estos meses, intenta estimularlo, déjalo sentado o boca abajo sobre una almohada rodeado de algunos juguetes. Esto fomenta su independencia y la coordinación de sus movimientos.

Te proponemos un juego para favorecer la estimulación del movimiento y el gateo del bebé, con el que se divertirá y ganará mayor autoestima y seguridad.

¡Si gateas, encuentra!

Este juego es ideal para bebés de 6 meses o más, puedes utilizar juguetes y objetos variados de colores que llamen la atención y distribúyelos por su recorrido, tu bebé impulsado por la curiosidad y de satisfacer el deseo de ¨Alcanzar y tocar¨, se moverá por la casa en busca de cosas nuevas que descubrir.

Los juguetes pueden ser preferiblemente de muchos colores, blanditos, agradables al tacto, sonoros ocultos en una caja o envueltos en papel. Procura siempre que los juguetes cumplan todos los requisitos de seguridad (Irrompible e inocuos si se lo lleva a la boca) de esta manera podrás estimular su gateo de forma segura y divertida.

Deja que tu bebé toque, mueva y lance todos los juguetes con libertad, poco a poco se irá interesando en unos y otros.

Con este juego logramos que nuestro bebé ejercite los músculos de los brazos y de las piernas, potencializando el sentido del tacto y de la vista.

Artícuos relacionados

Importancia del gateo en el desarrollo del cerebro