Mi Bebé

Preparándonos para Lactar

Preparándonos para Lactar

 

 

 

 

La primera vez que tengas en brazos a tu bebé, aun en la sala de partos, ponlo en tu pecho. Al principio tu cuerpo producirá una leche especial llamada calostro, que ayudará a proteger a tu bebé contra las infecciones. El estómago de tu recién nacido es muy pequeñito así que no necesita mucha leche para llenarse. A medida que su pancita crezca, tu producción de leche aumentará para satisfacer sus necesidades.

¿Con qué frecuencia debes amamantar?

Tendrás que hacerlo muy a menudo, ya que cuanto más lo amamantes, más rápido empezarás a producir leche madura y más cantidad tendrás. Amamantar, de 8 a 12 veces al día es más o menos lo normal.

Durante los primeros días es probable que tengas que despertarlo para darle de mamar, y también es posible que se vuelva a dormir antes de terminar de comer. Para asegurarte de que esté comiendo lo suficiente, despiértalo para darle el pecho si han pasado cuatro horas desde la última vez que lo amamantaste. La mayoría de los recién nacidos necesitan ser alimentados por 30 minutos cada 2 ½ - 3 horas.

¿Cómo extraer y almacenar la leche materna?

Si debes alejarte de tu bebé, será importante que te extraigas leche durante los momentos en que tu bebé normalmente se alimentaría, a fin de que te asegures que continuarás produciendo suficiente leche para él. La leche puede extraerse con un sacaleches o manualmente.

Es recomendable que se lave las manos antes de extraer la leche materna y que verifique que el área donde está extrayendo la leche también esté limpia. Después de cada extracción, puede refrigerar su leche, colocarla en un refrigerador o bolsa refrigerante aislada, o congelarla en pequeñas porciones (de dos a tres onzas) para alimentar después al bebé. Almacene la leche materna de manera segura. Utilice recipientes limpios, en biberones de vidrio o en biberones de plástico sin BPA (en inglés) (bisfenol A) rígidos, con tapas herméticas, y en bolsas de almacenamiento de leche, las cuales son estériles y están hechas para congelar la leche materna.

Artículos que puedes utilizar en la lactancia:

Crema para pezones. Evita que tus pezones se maltraten en la lactancia.

Protectores. Absorben la leche y protegen tu ropa

Brasieres para lactancia. Te dan el soporte que necesitas, mantienen firmes los protectores y se abren fácilmente con una mano.

Bomba Tira leche. Facilita y acelera el proceso de elaboración de leche. Ideal para cuando no estás en casa.

Bolsa para almacenar leche. Te permite guardar la leche en el congelador hasta 6 meses.

Almohada para amamantar. Mientras te meces, reduce la tensión en tus brazos y hombros cuando amamantas a tu bebé.

Artículos relacionados

5 Beneficios para la salud de probiotics durante la lactancia

¿En qué beneficia a mi bebé tomar el pecho?

Mastitis ¿Qué es? ¿Cómo prevenirla?