Mi Bebé

¿Puedo seguir lactando cuando regrese al trabajo?

¿Puedo seguir lactando cuando regrese al trabajo?

En la actualidad, las mujeres de todo el mundo combinan exitosamente la lactancia materna y el trabajo. Para lograrlo, las madres que trabajan necesitan una planificación anticipada, el apoyo de la familia y de su lugar de trabajo, y un sacaleches de buena calidad. Se recomienda el amamantamiento exclusivo durante los primeros 6 meses. Cuanto más tiempo se amamanta al bebé, mayores son los beneficios para la salud de la mamá y del niño.

La producción de leche se establece durante los primeros días después del nacimiento. Debe amamantar a su bebé con frecuencia para ayudar a producir mucha leche. Aproveche el tiempo posterior al nacimiento de su bebé para descansar y reponer energías.

Una vez que vuelva a trabajar, puede ser útil tener horarios flexibles, trabajar desde el hogar y compartir la tarea con otra persona para trabajar a tiempo parcial. Amamante a su bebé antes de salir a trabajar. Algunas mamás incluso lo hacen una última vez cuando dejan al bebé con el proveedor de cuidado infantil. Vuelva a amamantar al bebé en cuanto se reencuentre con él al final del día.

Mientras está trabajando, planifique tres descansos de 15 minutos para extraerse leche durante cada jornada laboral de 8 horas.

Si la producción es baja, amamantar o extraer leche con mayor frecuencia es la manera más simple de que esta aumente.

Primera semana de trabajo

Comenzar a trabajar puede ser abrumador para las mujeres que acaban de ser madres. Comience despacio, trabajando pocas horas o medio día, y hágalo a mitad de semana. Es normal sentirse cansada al principio. En sus días libres, duerma una siesta con su bebé. Disfrute el tiempo que están juntos y amamántelo con frecuencia. Evite que los senos se llenen demasiado, ya que la congestión envía una señal al cuerpo para que la producción de leche sea más lenta.

Cómo extraerse leche en el trabajo

La leche que se extrae en el trabajo un día se usa al día siguiente para alimentar al bebé. Almacene la leche en los biberones de recolección, la leche congelada puede almacenarse en recipientes de entre 1 y 3 onzas (29.5 y 89 ml). Después de la extracción, enfríe la leche en un refrigerador o enfriador. Use un enfriador portátil con paquetes de hielo para trasladar la leche desde el trabajo.

Consejos para la extracción de leche en el trabajo:

Llevar ropa de dos piezas que se abra fácilmente en la cintura facilita la extracción.

Cuando no hay espacio ni tiempo para lavar las partes del sacaleches después de la extracción, algunas mamás las refrigeran y las vuelven a usar; y guardan las partes que hay que lavar hasta que vuelven a casa.

Artículos relacionados

Mitos y realidades de la lactancia materna

cómo destetar a mi bebé

Cuando es tiempo de quitar el pecho