Mi Bebé

¡Ayuda! Mi hijo tiene cólico y no sé cómo ayudarlo

¡Ayuda! Mi hijo tiene cólico y no sé cómo ayudarlo

 

 

 

 

 

Probablemente, uno de los momentos más difíciles por los que has tenido que pasar como madre, es ver a tu hijo llorar por molestias en su barriguita, y harías lo que fuera para evitar que sufra.

Muchos padres llegan a frustrarse y sentirse culpables por no poder calmar el llanto de sus hijos, pero lo cierto es que el llanto es la única forma en que nos pueden comunicar sus necesidades, Al comienzo, puede parecerte difícil descifrar lo que tu hijo quiere decir con sus lágrimas, pero no te desanimes; verás que en poco tiempo entenderás sus señales de aviso e incluso, te anticiparás a sus necesidades. A continuación te presentamos 6 razones comunes por las que los niños lloran.

Tipos de llantos en el bebé: claves para identificarlos

6 razones comunes por las que los niños lloran

Los problemas en la barriguita son bastante comunes. De hecho, 2 de cada 3 niños alrededor del mundo, padecen algún síntoma de intolerancia, como regurgitación (39%); gases (29%); estreñimiento (24%); vómito (13%) e irritabilidad (13%). Esto se debe a que el sistema digestivo aún es inmaduro y por lo tanto, el niño tiene una alta predisposición a presentar molestias en su pancita.

La buena noticia es que la mayoría de los niños con manifestaciones gastrointestinales resuelven su problema con el tiempo. Sin embargo, mientras tu hijo alcanza una edad en que su pancita llegue a una madurez que le permita tener mejor tolerancia, es importante que preguntes a tu pediatra por una alimentación que le nutra bien y le siente bien a tu hijo, y así evitar molestias en su barriguita.

Mi hijo llora todo el tiempo, ¿Podría ser cólico?

El cólico conlleva llanto prolongado e inconsolable en un niño saludable. Un niño con cólico llora excesivamente, generalmente a la misma hora del día, usualmente por la tarde o noche. Si tu hijo padece de cólicos, notarás que su llanto a esta hora será más agudo y recio que su llanto normal y terminará tan repentinamente como empezó.

Podrías notar también que tenga gases en su barriguita. Cabe aclarar que los gases no causan cólico, sino que al llorar, los niños tienden a “tragar” aire, lo que causa este malestar. Algunos niños arquean su espalda; tensan sus dedos; se sonrojan o estiran y encogen sus piernas.

Los Cólicos del Lactante

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo si tiene cólicos?

Es muy importante hablar con tu pediatra al respecto. La mayoría de los niños presentan molestias gastrointestinales leves (tales como gases, irritabilidad, regurgitación, estreñimiento y gases) y `pueden mejorar significativamente, con productos que brinden en su mezcla de nutrientes una buena tolerancia en la pancita de tu bebé. Pregunta a tu pediatra sobre las opciones disponibles y solicita que te recomiende productos que aseguren una fácil digestión.

Finalmente es importante que pidas ayuda cuando la necesites. Cuidar de tu pequeñito con cólicos puede ser muy estresante, así que tómate algunas pausas para relajarte y calmar tus nervios, Puedes hacer muchas cosas para intentar aliviarlo, y que tu hijo tenga cólico no tiene nada que ver con tus habilidades como madre.

Fuente: Abbott nutrition

Artículos relacionados

¿Llanto inconsolable?, ¡Chequea sus oídos!

¿Cómo se comunica un bebé?

¿Qué significa el llanto del recién nacido?