Mi Embarazo

¿Cómo ayuda la Doula a la embarazada?

¿Cómo ayuda la Doula a la embarazada?


La doula es una mujer, que acompaña a la embarazada durante todo el proceso de gestación, parto y lactancia para que sea lo más reconfortante. Ella le brinda apoyo físico y emocional para que no se sienta sola, dándole información, pero sin aconsejar ni enjuiciar. Simplemente, apoyan la toma de decisiones de la mujer.



La doula viene del griego y significa “esclava, sierva, al servicio de la mujer”. La palabra doula se emplea para designar a una mujer experimentada que ayuda a las futuras madres en el camino a la maternidad.


Los cambios emocionales en todo el proceso de la maternidad son una constante, así que la doula viene a ser la persona más indicada para cubrir la necesidad de entender las emociones que estamos experimentando y sentir el apoyo de manera imparcial.

Durante el embarazo complementan la información recibida por los especialistas en las clases de preparación al parto, informan sobre el proceso del parto, el dolor y cómo sobrellevarlo de modo natural, soluciona las dudas y temores y puede ayudar en la preparación de un plan de parto.

En el parto su labor principal es la de apoyo emocional y físico con masajes, aromaterapia, sugiriendo posiciones, etc.,

En el post-parto proveen a los padres de la experiencia y la información necesaria para el establecimiento de la lactancia, la tranquilidad en un momento de continuo cambio y atendiendo especialmente las necesidades de la madre en un periodo de gran peso hormonal.

Una doula puede proporcionar las siguientes diferencias:

  1. 50% reducción en cesáreas
  2. 25% parto más corto
  3. 60% menos peticiones de epidural
  4. 40% menos uso de oxitocina sintética
  5. 30% menos uso de analgésicos
  6. 40% menos uso de fórceps
  7. Mejora el vínculo padres-bebé
  8. Menos problemas con la lactancia
  9. Menor incidencia de depresión posparto

Está comprobado que la relación temprana entre padres e hijos es determinante para el futuro de la familia al fortalecer los lazos emocionales. Con ello, la pareja que recibe apoyo emocional e información sobre medidas de alivio y confort durante el parto, indudablemente estrecha tales lazos con mayor profundidad.