Mi Embarazo

El primer trimestre de mi embarazo

El primer trimestre de mi embarazo

 

 

 

 

 

 

Quizás de repente te sientes agotada o mareada. Los olores te molestan y tu comida favorita de repente te da ganas de devolverla de mala manera….¿Estarás con anemia? ¿Tendrás ameba? ¿Qué te estará pasando? ¿Tuviste una falta de tu menstruación?…felicidades estas embarazada!

Aunque no siempre se sienten síntomas del embarazo, pero estas son quizás las más frecuentes. Creí que era ñoñería de las mujeres embarazadas que le molestaran los olores y eso de antojos era manipulación total….hasta que estuve embarazada. Me sentía como un sabueso. Todo lo olía más de lo normal como un 1000%. Casi me muero cuando me mandaron un pan con ajo a la mesa de mi restaurante favorito para felicitarme por el embarazo. Sentía que me había sumergido en un ajo! Para mi cumpleaños, mi esposo me invito a cenar y pedí unos camarones a la plancha, nada más llegaron los camarones a la mesa cuando se me revoleteo todo el estómago…y no cené nada! Los vine a comer a los dos días. Una mujer carnívora como yo de repente me volví casi 100% vegetariana.


¿Qué nos pasa cuando nos embarazamos? ¿Cómo va creciendo el bebé? ¿Qué podemos hacer para ir conociendo a nuestro bebé?

El embarazo se calcula desde el primer día de la última menstruación de la madre, porque es lo que las mujeres generalmente recuerdan con mayor facilidad. La concepción ocurre generalmente 14 días después y la gestación dura aproximadamente 266 -280 días o 38-40 semanas desde la concepción o 40-42 semanas desde la fecha de la última menstruación. Solamente 5 % de las mujeres paren en el día que cumple las 40 semanas. Sería más lógico hablar sobre el mes de parto en vez de día, ya que hay bebés que nace antes o después de su fecha estimada. El embarazo se divide en tres trimestres. Cada trimestre tiene acontecimiento importante de desarrollo. Se ha demostrado que los bebe tienen una conciencia pre verbal desde su concepción. Están intrínsecamente relacionados con su madre, su entorno física y emocionalmente. Los bebés sienten todas las emociones de la madre: felicidad, miedo, enojo, indiferencia. Es importante comunicase con su bebé para darles una bienvenida positiva desde el vientre. El embarazo es mucho más que un simple proceso fisiológico. Es un proceso emocional y de crecimiento para la madre, la pareja y toda la familia.

En el primer trimestre se desarrollan todos los órganos y sistemas, pero el feto no podría sobre vivir fuera del útero hasta el segundo trimestre. Sin embargo no se pueden ver cambios físicos en la madre, pero su cuerpo está a millón formando un ser humano que al completar el primer trimestre tiene nada más 3 pulgadas de largo y pesa solamente ½ oz.

El día de la concepción se unen dos células, el ovulo, la célula más grande en el cuerpo de la mujer y el esperma, la célula más pequeña del cuerpo del hombre. Ambas células contienen informaciones genéticas guardadas en 23 pares de cromosomas, en esta información se encuentra si el bebé será hembra o varón, esto solamente lo determina el padre, pero el resto de la información lo comparten la madre y padre. Que color de ojos y cabello tendrá, si será lacio o rizado, si será testaruda, o de personalidad dócil, y otras características genéticas. Cuando se unen estas dos células, se une la información genética, por ende creando un nuevo mensaje genético.

En las primeras cuatro semanas el bebé pasa de ser un grupo de células microscópicas a tener los comienzos de un cerebro y sistema nervioso, aparecen los primeros vasos sanguíneos y el corazón comienza a definirse. A las cuatro semanas: 33 pares de vertebras aparecen y el corazón comienza a latir. El cuerpo del bebé tiene 6 milímetros y consiste de una cabeza, un tronco, una cola, los brazos comienzan a formarse. La boca se abre y cierra, hay movimientos en las extremidades y la placenta, un órgano formado específicamente para el embarazo está funcionando completamente.

La primera semana: El óvulo esta fecundado alrededor de dos horas después de tener relaciones sexuales y comienza la división de células y se implante en las paredes del útero.

La Segunda Semana: La madre puede tener su primera falta menstrual. La gonadotropina coriónica humana, o HCG se detecta con niveles más altos en la sangre, dando un resultado de embarazo positivo a la prueba de sangre.

La tercera semana: Comienza el desarrollo del cerebro, la columna vertebral, el corazón y su sistema digestivo. El día 22 o 23 el corazón comienza a latir.

La cuarta y quinta semana: Ya la prueba de embarazo de farmacia tienen una certeza de un 80%. El embrión tiene una forma de “C”, el tejido que se convertirá en vertebras y músculos. El corazón ya late a un ritmo regular. Las estructuras de los ojos y orejas se comienzan a formar. El cerebro, algunos nervios, los brazos y piernas ya están visibles.

Todo esto ha sucedido y es posible que la madre ni está enterada que está embarazada!

Pero en caso de que sí se enteró de su embarazo, ella puede comenzar con los siguientes ejercicios para ir conectado con su bebé.


Relajación Clásica: Escuchar música clásica tipo Baroque, compositores que recomiendo son Haydn, J.S. Bach, Mozart, Handel, Vivaldi, porque se asemeja al ritmo de corazón maternal en un estado de relajación que escucha el bebé en el vientre. Si no le gusta música clásica, cualquier música que la relaje funciona. Sugiero que la madre busque un lugar tranquilo y escuche esta música por una hora dos veces por semana por la duración del embarazo.

Escribir en un diario: Este ejercicio ayuda a la madre explorar sus emociones, felicidades, miedos, inseguridades sin ser juzgada. Lo ideal es que ella escriba 20 minutos al día por la duración de su embarazo. 

Tomar un timeout (tiempo fuera): Por 20 minutos al día por la duración del embarazo, hacer una relajación consiente ayuda a eliminar el estrés y esto puede ayudar a tener un embarazo más saludable. En el internet la madre puede encontrar muchas meditaciones o relajaciones guiadas.

El segundo mes:

Al comenzar el segundo mes, la madre tendrá niveles más altos de progesterona y de estrógeno. Se comenzará a sentir embarazada. Estos altos niveles hormonales le hará sentir más cansada y sensible que lo normal. Estará también mucho más intuitiva. Es un excelente mes para comenzar a conectar con su bebé y mandarle sentimientos positivos llenos de amor. A través de los ejercicios enfrentaremos los conceptos que tenemos sobre nuestras ideas del embarazo, parto y la crianza.

La quinta semana: 

El bebé: Su bebé mide 8 mm y pesa .001 oz Las tres partes primaria del cerebro ya están presentes el tubo neural, que más adelante se convertirá en la columna vertebral, junto con los nervios y la médula espinal. Es un bueno momento para comenzar a tomar ácido fólico, si aún no lo estabas haciendo, ya que el ácido fólico ayuda con el desarrollo del tubo neural. Los ojos, nariz y orejas se están comenzando a formar. Los ojos tienen un poco de pigmento y los oídos externos tienen los canales auditorios. Los brazos y piernas se están comenzando a distinguir. El vaso, páncreas y el tracto digestivo están formados y el cordón umbilical está totalmente establecido.

La mamá: Los clásicos síntomas del embarazo: la falta de su menstruación, nauseas, agotamiento y para algunas madres puede ser extremo. Frecuente visitas al baño a todas horas para orinar. Los senos se puede inflamar y hasta le duele que el agua le caiga mientras se bañe. La areola comienza a oscurecer (aunque después del embarazo, todo vuelve a su color original). Le pueden salir estrías en los senos y puede tener un sangrado en las encías al cepillarse los dientes. 


 La sexta semana: 

El embrión mide media pulgada. Ya se empiezan a distinguirse donde habrán dedos en las manos y los pies. Los ojos, aun sin vista, los irises se comienzan a formar, la nariz, boca ya se distinguen. Su corazón ya empezó a formar válvulas. Su hígado ha comenzado a formar células de sangre. En el cerebro ya está el tálamo, el hipotálamo y el cerebelo. La cabeza y el cuello forman más de la mitad del cuerpo entero y los testículos y ovarios aparecen. Los reflejos de chupar y agarrar también comienzan. El corazón ya bombea sangre, el embrión ya responde al tacto y se comienza a mover.

La mamá: El útero crece y el cérvix se vuelve suave de color azuloso. Un diagnostico físico del embarazo ya es posible. 

La Séptima semana:

Desde este momento, la criatura deja de ser un embrión y se convierte en un feto. La cara se comienza a redondear y parecerse más humano y menos renacuajo. Se puede distinguir un cuello y otros desarrollos en esta semana son: el paladar de la boca, las válvulas del corazón, las células de las retinas se forman y el bebé responde a la estimulación del tacto.

La mamá: Ya tiene calostro presente en los senos. En algunas madres se forman gotas de calostro en los pezones. Los ductos de leche ya están formando.


La octava semana: 

El bebé mide 4 cm y pesa .10 oz. Los ojos comienzan a moverse hacia la parte frontal de la cara. Las papilas desgustativas y la actividad cerebral se asemejan a la actividad de los adultos. 

La mamá: Ya la cintura le puede comenzar a anchar y ya su ropa normal le puede comenzar a quedar incómodo. Es un momento complicado para la madre porque aun no tiene la “barriga” para llenar la ropa de embarazada, pero su ropa ya no le queda cómoda. 

Para ayudar aliviar el cansancio que producen los niveles altos de hormonas la madre puede hacer técnicas de visualización creativas llamados “Energía de las estrellas”. Esta visualización, introducida en este mes, será muy importante para la madre durante el resto de su embarazo. El segundo mes es cuando la madre debe de confrontar cualquier tema sicológico, incluyendo emociones negativas. Esta visualización ayuda a las madres durante momentos de estrés y el embarazo para muchas madres puede ser tiempo de estrés. 

Cuando la madre se siente cansada, lo ideal sería tomar un descanso de cinco a diez minutos. Durante este tiempo ella puede visualizar algo que le da energía, puede ser un olor, un sonido, una canción favorita, o algo que le de energía. Un ejemplo podría ser imaginarse tragando una estrella, y de repente esa estrella explote dentro de ti…radiando su energía por el cuerpo de la madre, o algo quizás más sutil como las olas constantes del mar…algo lleno de vitalidad. Use todos los sentidos para crear o recrear esa escena cada vez que se siente cansada.


“Hola Bebé” es un ejercicio que se usa para comunicarse con su bebé para mandarle amor y seguridad. Son afirmaciones, aquí hay algunas ideas, pero la madre puede crear sus propias afirmaciones para usar con su bebé.

Tu cuerpo se está formando perfectamente.
Te amamos, te queremos bebé, tu eres deseado.
Amo sentirte creciendo dentro de mí.
Crezca sano y saludable que te proveeré con todos lo que necesitas.

La madre puede comunicarle estos pensamientos a su bebé 10 o 20 minutos al día o crear su propio repertorio de afirmaciones positivas para compartir con el bebé. 

Las verdades verdaderas” A través de este ejercicio la madre puede explorar como ella fue criada, aquí ella puede confrontar miedos, creencias, felicidad. Este ejercicio requiere 45 minutos una vez al mes y su diario para escribir.

En este ejercicio la madre va a recordar donde ella pasó sus primeros seis años de vida, fue en una casa, apartamento, en la casa de su abuela o en un campo. Si se mudó varias veces durante este tiempo, elige el lugar que mejor recuerda. Haga una lista de todos los cuartos, dibuja un plano del hogar, incluya muebles, escaleras, todos los detalles posibles. Trate de recordar con la mayor cantidad de detalles posibles y visite en su mente la casa. ¿De qué colores eran las paredes, los sofás?, ¿Qué olores habían?, ¿Cuál era tu lugar favorito?.

Explora en estas memorias emocionales, ¿Recuerda que le dejaban tocar o donde podía entrar?, ¿Se recuerda estar llorando, riendo, enojada en uno de los cuarto? ¿Qué pasó? ¿Recuerda sentirse muy apegada a su mamá o papá en uno de los cuartos? ¿Recuerda su habitación, con quien dormía? ¿Puedes ver afuera de la ventana? ¿Qué ves? Trate de recordar con detalles ese momento de su vida y escríbalo en su diario.


“La foto”. En este ejercicio la madre explorara su relación con sus padres. Se requiere una hora al mes, fotos de cuando era joven y su diario.

Busque algunas fotos que tenga de cuando era joven, estas fotos deben incluir todos los miembros posibles de su familia inmediata, si no tiene fotos trate de recordar como lucían los miembros de su familia.

Mientras mira las fotos, o recuerde las memorias trate de contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿Hay algún patrón o tema recurrente? Por ejemplo: siempre se para cerca de su mamá, papá o hermano mayor? Y que significa esa relación para Ud.?
  2. ¿Hay alguien que siempre estaba ausente? ¿Esa persona era el fotógrafo? ¿Por qué esa persona está ausente?
  3. ¿Hay subgrupos en las fotos? ¿Si Ud. y su hermana siempre estaba juntas o sus padres? ¿Su madre estaba retirada del grupo cargando un bebé?
  4. ¿Las personas están demostrando cariño y afecto entre ellos, o hay distancia entre los miembros de la familia?
  5. ¿Quién es el centro de atención de las fotos?
  6. Observe bien las fotos y las expresiones en las caras de los miembros. ¿Si tuviera que elegir un animal para representar cada miembro cual seria y por qué?

Ahora en su mente visualice una foto familiar perfecta, use palabras, dibujos, lo que sea que le ayuda a recrear esa foto ideal. Cuando haya terminado escriba sus pensamientos y emociones acerca del dibujo.

Dibuje a su madre o padre en su pose más característico, usando la ropa o cargando el objeto o mascota que más asocias con ellos. Use palabras o dibujos para recrear una foto emocionalmente precisa. 

Si hay una foto en que sus padres estaban argumentando o en una en que estaban cariñosos, o si no se lo puede imaginar. Considere las implicaciones de estas fotos. Si no recuerda a sus padres argumentando o demostrando afecto, considere las implicaciones de eso. Ahora refleja en lo que ha aprendido. Si ha revivido experiencia desagradable, afirme que no hay necesidad de recrearlo en su familia nueva. Deja a esas memorias ir. Si ha descubierto aspectos positivos de su pasado, piense como puede incorporar estos elementos en su vida.

Tercer mes: Creciendo juntos

Unos de los acontecimientos más dramáticos que la madre ha pasado fue su propio nacimiento. Por nueve meses ella estuvo protegida por las paredes de útero de su madre, sin experimentar las sensaciones de frío o calor, la temperatura siempre estaba perfecta. Sin saber cómo se sentía el hambre, porque se alimentaba a través del cordón umbilical 24 horas al día. Había sonido constante…casi 70 decibles…casi como un secador de cabello…entre la digestión, la circulación, el latido constante del corazón y la voz de su madre. Había movimiento constante, cada vez que la madre caminaba, se paraba se sentaba o subía las escaleras, el bebé estaba mecido dentro del útero. Luego un día, sin aviso…hubo una contracción fuerte y comenzó su aventura y su viaje hacia el canal del parto comenzó. 

Al comienzo del siglo XX, las mayoría de mujeres daban a luz en sus casas con parteras y rodeadas de mujeres para apoyo. El parto era cosa de mujeres. En los primero cincuenta años del siglo XX el parto pasó de ser un acontecimiento normal a hacer una condición médica del alto riesgo. Las mayorías de partos eran atendidos en el hospital. A muchas mujeres les daban anestesia general o “sueño crepuscular”, para no sentir dolor. La madre no estaba permitida tener acompañantes y la posición de parto era la posición de litomia o boca arriba. No se le incentivaba a la madre lactar ya que se entendía que la formula o leche artificial era más saludable para el bebé y a la madre se le daba medicamentos para “secarle” la leche. 

Desde el punto de vista del bebé, desde que nació se encontró en un mundo frio, con mucha claridad. Personas extrañas le pasaban un paño para secarle el líquido amniótico. Y le entraban un succionador para sacarle el liquido amniótico de la nariz y de la boca del bebé. Mientras su madre en la mesa de parto, esperaba ansiosamente por conocerla, pero esa reunión iba a tener que esperar. El bebé luego se lo llevaban para observación a la sala de recién nacidos.

Durante la mayoría del siglo XX se creía antes que los bebés no eran capaces de sentir dolor, ni tenían visión y que eran inmunes a las condiciones de su parto. Incluso se creía que lo que ocurría en el parto no tenía ningún efecto sobre el nuevo bebé. Hoy nuevo estudios revelan el impacto de cómo se maneja el parto y el trato que recibe él bebé al nacer, donde nace y quien está presente en el pueden afectar a la mujer, la familia y al bebé.

En este mes vamos a explorar memorias de su nacimiento y de las emociones que tiene acerca de su embarazo y el parto. Mientras más estas consciente estas de sus emociones, más tranquilo y feliz estarán su bebé y Ud.

Ejercicio: De Regreso al Útero

Explorar su propia experiencia prenatal y nacimiento

Necesitamos: Fotos del desarrollo del bebe en útero.

Participantes: Madre

Tiempo: 30 minutos
Debe de encontrar un lugar cómodo y estudie, mire y observe los imágenes del bebe en desarrollo. Imagínese que está viendo las fotos de su propio desarrollo e inmersas en todas las sensaciones y emociones que está sintiendo.

Una vez haya terminado de estudiar las fotos, escuche por un mínimo de 30 minutos, las música de relajación del primer mes. Mientras escuche la música recuerde las fotos, y las emociones que provocar en Ud. No se esfuerce por recordar cuando Ud. estaba en el útero, solamente relájese y deje fluir estas imágenes. Cierre sus ojos e imagine que la música la está regresando a la seguridad del útero.



Este ejercicio le pueda hacer recordar memorias prenatales o de nacimiento. Es posible que recuerde un color en específico o una emoción. Si fue una experiencia positiva, lo sugiero que lo repita dentro de una semana y después tan frecuente como Ud. quiera. Las imágenes muchas veces se van detallando más, quizás puedes corroborar algunas imágenes con su madre o alguien que estuvo presente en su nacimiento.

La Conexión Femenina: Cuando Ud. Está embarazada, se da cuenta que ni es la primera ni será la última mujer embarazada, ayuda a crear una conexión femenina con las mujeres de su familia. Como fueron los embarazos y los partos? Hable con señoras mayores, con sus abuelas o bisabuelas, porque es casi seguro que ellas parieron y generalmente era en su casa. Hágale preguntas: Que la ayudo durante el trabajo de parto o el parto? Hay algo que Ud. Hubiera hecho diferente? Qué le hubiera gustado saber antemano? Escriba sus respuestas en su diario, estúdielas, medítelas. Entreviste a varias mujeres de diferentes generaciones, busque mujeres hoy en día que han tenido partos vaginales, en vez de cesáreas…que hicieron diferentes?

Ahora que estas embarazada conéctate espiritualmente con todas las mujeres del pasado, del presente y del futuro embarazadas. Siéntate parte de una red femenina con una red de apoyo, las madres saben parir y los bebes saben nacer…solamente hay que dejarlos.


Por: Lic. Michaela Arriaza
Educadora Prenatal/ Especialista post-parto

 

Artículos relacionados

¿Afecta al bebé tener relaciones sexuales?

Hormonas asociadas al embarazo

¿Cómo incluyo a mi pareja en el embarazo?