Mi Embarazo

Ecografías en el embarazo

Ecografías en el embarazo



 

 

La ecografía es un examen médico que permite ver el feto dentro del útero, apreciar sus diferentes estructuras para descartar anomalías, y ver si está recibiendo oxígeno y desarrollándose adecuadamente, saber la ubicación de la placenta y el volumen del líquido amniótico. 

Gracias al avance en la resolución de los equipos con los que se realizan estos exámenes la probabilidad de detectar trisomía 21 o Síndrome de Down a una edad gestacional temprana…

¿Cuántas ecografías se deben realizar durante el embarazo? 

Una ecografía de manera periódica en una mujer gestante puede descartar diversos riesgos en el embarazo como amenaza de abortos, embarazos prematuros, además del estado y la evolución del futuro bebé. 

Para ello, se recomienda realizarse una ecografía cada seis semanas durante el primer trimestre de gestación, en tanto en el segundo y tercer trimestre cada cuatro semanas, detallando que el tiempo de realizar una ecografía dependerá si se trata o no de un embarazo de alto riesgo. Realmente el número de ecografías en el embarazo pueden variar de acuerdo a si el embarazo transcurre con normalidad o ocurren algunas complicaciones o alguno de las ecografías en el embarazo muestran alguna alteración que necesita un mayor número de controles
 
Una última al tercer trimestre cerca a los 8 meses para ver la ubicación placentaria final, el volumen del líquido amniótico y si hay alguna alteración en el desarrollo y crecimiento del feto. Cuando hay antecedentes de pérdidas anteriores, embarazo ectópico o se trata de una gestación valiosa como en el caso de las Fertilizaciones in vitro, se puede hacer una ecografía en las primeras semanas de la gestación para ver si se están formando las estructuras normales en la secuencia y en el tiempo preciso 

Las ecografías de primer trimestre 

Se hacen sobre las 12 semanas de embarazo, generalmente será transvaginal y tiene 3 objetivos. El primero es localizar el embrión y comprobar que está dentro del útero. El segundo es determinar la edad gestacional, mediante la medición CRL (longitud desde la cabeza hasta el final de la columna). Por último en la ecografía del primer trimestre mirarán la traslucencia nucal o pliegue nucal que es un marcador ecográfico precoz de cromosomopatía que junto con los marcadores bioquímicos de la analítica y otros datos tuyos (peso, talla, edad, fumadora,..) sirven para calcular el riesgo de síndrome de Down y síndrome de Edwards. 


Las ecografías de segundo trimestre 

Se hacen entre las 19 a 21 semanas de gestación. Esta ecografía es abdominal. Se trata de la ecografía más importante del embarazo porque es donde se realiza un estudio completo de la anatomía fetal, por eso se trata de una ecografía que dura bastante tiempo ya que tienen que mirar todas las estructuras del feto. Es probable que en esta ecografía se pueda conocer el sexo del bebé, siempre que su posición lo permita. 

Las ecografías de tercer trimestre

Se suelen hacer sobre las 34 semanas de embarazo. Sirve para estimar la normalidad del feto y su entorno. Valoran la estática fetal, es decir, como está colocado el feto (si está ya colocado de cabeza o está de nalgas), que el crecimiento del feto sea el adecuado y que tenga suficiente líquido amniótico. 

¿Hay algunas anormalidades no detectables en las ecografías en el embarazo?
 
Si bien en la ecografía entre 18 y 20 semanas puede detectarse un alto porcentaje de anormalidades en los órganos, podría ocurrir que algunas no sean notadas, pues muchas anomalías no aparecen o no son tan visibles hasta más avanzada la gestación.

Artículos relacionados

Exámenes médicos durante el embarazo

Lo que nadie quiere contar sobre la maternidad

Durante el embarazo no debes preocuparte de: