Mi Embarazo

Hormonas asociadas al embarazo

Hormonas asociadas al embarazo

 

 

 


Las hormonas en el embarazo modificarán tu cuerpo pero también actuarán sobre tu mente. Te permitirán disfrutar de sensaciones hasta ahora desconocidas. El lado malo de este baile de hormonas: sus efectos se traducirán también en unas cuantas molestias a las que pronto te acostumbrarás.

Las hormonas asociadas al embarazo y su función

1. Gonadotropina coriónica humana (HCG).Es la famosa “hormona del embarazo”, sólo circula por la sangre de una mujer cuando está gestando, circula principalmente por la placenta. Los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana que se encuentran en el plasma y la orina materna aumentan en forma drástica durante el primer trimestre. Los tests del embarazo detectan su presencia en la orina e informan a la futura mamá de su estado. Su función es suprimir la menstruación y estimular la producción de progesterona y estrógenos. También puede contribuir a provocar las náuseas y vómitos que suelen estar asociados con el embarazo.

2. Progesterona.Esta se genera en el organismo antes del embarazo, pero en el embarazo su concepción aumenta enormemente. Se produce en los ovarios y posteriormente en la placenta. Estimula el engrosamiento del recubrimiento del útero preparándolo para la implantación de un óvulo fecundado. Gracias a ella, ese futuro bebé con código genético propio podrá anidar durante 9 meses en el vientre de su madre sin que su organismo lo rechace

3. Estrógenos. El aumento de esta hormona en el embarazo produce cambios en tu cuerpo, en tu piel y en tu cabello que dejará de caer y se mantendrá brillante. Este grupo de hormonas es responsable del desarrollo de las características sexuales femeninas. Disminuyen en el posparto, por lo que habrá cambios nuevamente sobre tu estado físico y anímico. El estrógeno se forma normalmente en los ovarios, pero durante el embarazo también lo produce la placenta, para ayudar a sostener un embarazo saludable.

4. Oxitocina.Esta hormona es la responsable de poner en marcha las contracciones del útero que dan inicio al parto. Además, se asocia la liberación de oxitocina con la predisposición a cuidar del bebé. Despertará en ti la ternura y el cariño que tu hijo necesita.

5. Prolactina.Esta hormona se origina en la placenta y prepara a la nueva mamá para la lactancia estimulando las glándulas mamarias. La succión del bebé en las primeras horas tras el parto, contribuye a aumentar aún más los niveles de la hormona, lo que a su vez ayuda a la subida de la leche.