Mi Embarazo

Los antojos en el embarazo

embarazada con antojo.jpg

 

 

 

 

 

El tema de los antojos durante el embarazo puede llegar a convertirse en un problema para muchas mujeres, que no se ven capaces de controlarlos y que están prácticamente a todas horas “reclamando” alguno de ellos. Suelen generar muchas dudas ya que no siempre es recomendable comer lo que se antoja, y lo ideal es poder tener un método para controlarlos y así poder llevar una alimentación sana y equilibrada sin salirte demasiado de lo que debes comer.


Lo primero que tiene que tener claro la embarazada es que es perfectamente normal que tenga antojos y que no es nada malo para ella ni para su bebé, claro está que éstos no supongan ingesta de alcohol, tabaco o drogas, en cuyo caso no podrá “complacerse” bajo ningún concepto.

Te recomendamos leer: Prácticas saludables durante el embarazo

¿Por qué dan los antojos durante el embarazo?

Los antojos suelen llegar porque durante el embarazo la alimentación cambia muchísimo y hay cosas que no puedes comer, con lo que tu cuerpo busca satisfacerse con otro tipo de capricho.

No es nada malo comer algún dulce, chocolate o caramelo de vez en cuando, pero tiene que controlar las cantidades porque si son grandes sí que puede tener algún problema, al igual que si lo hace con mucha frecuencia. El mejor método para controlar los antojos durante el embarazo es el autocontrol, que suele pasar por echar la imaginación a volar para pensar en imágenes que quiten las ganas de comer, que no son las mismas para todas las mujeres así que deberá buscar las suyas.

El control se basa en el pensamiento ya que un antojo es eso, el pensamiento que tiene la embarazada en comer algo determinado creyendo que si no lo haces no podrás seguir con lo que estaba haciendo o se quedará con las ganas todo el día. Lo mejor es que cuando se le presenten los antojos se relajen, medite y se traslade mentalmente a lugares que le produzcan paz y tranquilidad. Está claro que no tiene por qué hacerlo siempre y que de vez en cuando puedes saciar sus antojos, pero solo de vez en cuando.

Artículos relacionados:

¿Qué se te antoja?

El ejercicio en el embarazo

Anemia en el embarazo