Mi Embarazo

La labor de Parto y el Nacimiento

La labor de Parto y el Nacimiento


 

 

 

 

Hay muchas técnicas que se pueden usar para aliviar las incomodidades del trabajo de parto y el parto. Ninguna de estas técnicas pueden garantizar un parto sin dolor, pero si pueden reducir considerablemente las molestias. Cada mujer responde diferente en un trabajo de parto. Cada mujer debe decidir cuál técnica le conviene más. Algunas prefieren masajes, otras quieren que les hable o que las distraigas. Una mujer tiene que pensar que la ayuda a relajarse: ¿música, un baño, el rezo, meditación, o mucha actividad física? Nadie puede controlar e proceso del trabajo de parto. Las contracciones no se pueden controlar, no se pueden hacer más lentos o más rápidos, no se pueden parar por una hora para descansar. El único control que tenemos es como respondemos a las fuerzas del trabajo de parto para trabajar con ellas.

¿Qué pasa cuando estás estresada?

¡Claro que el trabajo de parto es estresante, pero también es emocionante! El estrés altera el funcionamiento del cuerpo. El corazón late más rápido, los músculos se flexionan, la respiración más rápida. Cuando es una situación estresante, el reflejo de luchar o huir se activa, mandando oxígeno y sangre para los músculos mayores para que puedas responder más rápido a una situación peligrosa. Este reflejo es útil en situaciones estresantes, pero durante el trabajo de parto éste reflejo no te ayuda. A lo contrario, puede hacer que el trabajo de parto vaya mucho más lento o incluso lo puede hacer parar. Tú te puedes ayudar aprendiendo a relajarte conscientemente. La relajación reduce ésta reacción de estrés durante el trabajo de parto. 

Relajación

Hay muchos métodos para aprender a relajarse. El primer método es una relajación progresiva, te ayudará a identificar dónde estás guardando tensión. Es una relajación progresiva, te ayudará reconocer la sensación de tensión en los músculos. Empiece con el lado derecho si eres derecho o izquierdo si eres zurdo. Aguanta la tensión por 6-7 segundos y luego deje que el músculo se relaje. Mientras más aprietas el músculo, más flojo se volverá a relajarse. No aprietes el músculo tanto para que te dé calambre. Aprieta la pierna de tu lado dominante (derecha o izquierda)

  1. Aguanta por 6 segundos (sin causar un calambre) y luego relájala.
  2. Repite con la otra pierna.
  3. Aprieta los glúteos, siente la tensión......suéltalo.
  4. Aprieta como si estuviera tratando de para la orina. Aprieta... cuenta hasta tres y suelta 1…2…3.
  5. Aprieta los músculos abdominales cómo tratando de empujar los músculos hacia la columna vertebral. Aprieta... 1…2…3… y suelta 1…2…3.
  6. Disfruta la sensación de soltar.
  7. Concéntrate en la respiración. Cada vez que respires te relajas más.
  8. Aprieta los músculos de tu brazo dominante...aguanta.......suelta.
  9. Aprieta el otro brazo...aguanta.......suelta. Cuando sueltes vas a sentir que los músculos se relajan más.
  10. Trata de unir los hombros...aguanta.......suelta.
  11. Sube los hombros hasta tu cuello...aprieta...más duro......suelta......respira.
  12. Presiona la barbilla hacía el pecho...aguanta.......suelta.
  13. Aprieta los dientes. Suelta los músculos y fíjate si estás más relajada.
  14. Contrae todos los músculos en tu cara. Trate de mover todos los músculos de la cara hacía tu nariz.........suelta......respira.
  15. Cierra tus ojos….suelta….siente que los parpados te pesen.
  16. Otra vez, aguanta………….suelta.
  17. Suelta completamente.
  18. Enfócate en tu frente, sintiendo que esa área está relajada.
  19. Relaja tu cara…no hagas ningún tipo de expresión.
  20. Relaja tu cuello... alante, a los lados y atrás.
  21. Siente que tus hombros se relajan tu hombro derecho…el izquierdo….en el centro de la Espalda.
  22. Siente que tus brazos, codos y manos se están relajando.
  23. Siente que tus dedos se están abriendo y cerrando…y soltando.
  24. Siente a tu pecho y espalda relajarse. Todo el cuerpo se está relajando.
  25. Relaja la panza para darle más espacio al bebé.
  26. Siente que los glúteos se relajan.
  27. Concéntrate en el área pélvica, el canal del parto…está relajado y suelto.
  28. Siente a tus muslos, caderas, pantorrillas y tobillos soltarse..............
  29. Siente como la tensión sale de los dedos de las manos y los pies. Imagínate que toda esa tensión, cansancio, ansiedad y dolores dejan a tu cuerpo mientras que se están relajando y soltando los músculos.
  30. Ahora, respire profundo, bosteza, estira tus dos piernas.
  31. Respire profundo, bosteza, estira tu brazo derecho arriba y tu pierna izquierda abajo.
  32. Respire profundo, bosteza, estira tu brazo izquierdo con tu pierna derecha.

Por: Lic. Michaela Arriaza
Educadora Prenatal/ Especialista post-parto

Artículo relacionado

Todo lo que debes saber sobre el parto

Por qué debes prepararte para el parto

Diferencia entre cesárea y parto vaginal

Etapas y procesos durante la labor de parto natural

Miedo al parto

Como lograr un parto natural y sin dolor

Afirmaciones positivas para el parto

Guía de respiración