Mi Embarazo

Después del parto: ¡Levanta el pecho!

Después del parto: ¡Levanta el pecho!

 

 

 

 

 

 

 

A partir de los 30, la ley de gravedad ataca con firmeza ciertas partes del cuerpo, sobre todo si la cigüeña ha dejado recado una, dos y ni hablar de la tercera vez.


No nos mal intérpretes, el post-parto es una etapa hermosa, regularmente las madres se sienten agradecidas de su voluptuosidad, sin embargo, con toda la atención centrada en el bebé pocas sacan tiempo para atender su figura, el tiempo corre y los descuidos pasan factura. 

Ejercítate y reafirma tu busto

Con una buena rutina de ejercicios físicos, dietas y fuerza de voluntad, el equipo anatómico femenino puede recuperar sus encantos. Para poner manos a la obra, hoy te hablamos de los senos.

Las mamas hay que trabajarlas para mantenerlas firmes, sobre todo si han aumentado su tamaño, lo que suele ocurrir en el embarazo y el período de lactancia. El punto de inicio para cuidarlas y embellecerlas es la compra del sostén adecuado, prenda que debe ajustar bien, sin dejar marcas, espacios vacíos o aplastar los senos, aconsejan los expertos de la Web enfemenino.com

Lleva el sujetador siempre. A la hora de dormir puedes optar por una más suave, si es que te molesta dormir cubierta. En el día es necesario que tengas un brassier de buena calidad. Para hacer deportes necesitas más firmeza, de modo que tus senos no salten de un lado al otro con la actividad física. 

La natación es un ejercicio perfecto para tonificar los pectorales, funciona aún en los casos más extremos. Levantar pesas, eso sí bajo la supervisión de un entrenador, es otra alternativa efectiva. Solicita en el gimnasio rutinas de ejercicios focalizadas para fortalecer las mamas. El Pilates también ofrece buenos resultados.

Ejercicios durante y después del embarazo

Cuida la postura: no te encorves. Procura estar siempre con la espalda recta, tu pecho se verá más bonito, es otra de las recomendaciones publicadas en el artículo “Maternidad: ¡10 etapas para tener un pecho de infarto!”.

Aunque pocas creen en su efectividad, las cremas si funcionan. El tema está en la disciplina. Hay que hidratar el pecho todas las noches, masajearlo y mimarlo. Un baño de agua fría, es uno de estos cariñitos de belleza, recomendado por las abuelas.

Artículos relacionados

Ponte en forma después del parto

El decaimiento después del parto, preparate para el cambio

Dolores Post Parto